Mundo Obrero

LUCHA CONTRA EL AJUSTE

Marcha de antorchas: la izquierda marcha exigiendo medidas de lucha contundentes contra los tarifazos

Comenzó en el centro porteño la concentración convocada por el Frente Sindical por un Modelo Nacional y las CTA de Yasky y Micheli. El Frente de Izquierda marcha exigiendo un plan de lucha contundente contra el ajuste.

Martes 8 de enero | 21:58

Aunque pronto se cumplirá un año, es difícil olvidar la enorme movilización del 21 de febrero de 2018. Ese día, diversas organizaciones sindicales y los llamados movimientos sociales convocaron alrededor de 150.000 trabajadoras y trabajadores en la Avenida 9 de Julio.

Esa medida, convocada por el moyanismo ante la avanzada judicial en su contra, estuvo lejos de significar una medida de lucha a la altura del ataque del macrismo. Ese día no hubo paro nacional ni se anunció continuidad para la importante movilización.

Pero incluso esa acción implica una medida de mucho mayor alcance que la que proponen por estas horas las conducciones sindicales para enfrentar los tarifazos.

Este jueves tendrá lugar la primera de una serie de marchas de antorchas destinadas a rechazar las subas en los servicios que implementa el gobierno. Lejos de poner en acción toda la fuerza social de la clase trabajadora, los dirigentes sindicales opositores convocan a una medida que es impotente para enfrentar ese brutal ataque al bolsillo obrero y popular.

A lo largo de 2018 las conducciones sindicales hicieron todo lo posible por desactivar las tendencias a la movilización contra las políticas de ajuste del gobierno nacional y el gran empresariado. En ese objetivo no hubo diferencias entre los sectores más cercanos al gobierno y aquellos que montaron un discurso opositor.

Mientras un sector del peronismo acompañaba las políticas de ajuste en el Congreso, las conducciones sindicales opositoras solo marcaban la cancha con declaraciones fuertes, pero sin proponerse enfrentar los ataques en curso.

El “Hay 2019” se convirtió en el eslogan de las conducciones de gremios como Camioneros, bancarios, Suteba y otros. Dirigentes como Hugo y Pablo Moyano, o Hugo Yasky y Pablo Micheli se convirtieron en fervorosos consejeros sobre cómo “votar bien” mientras desactivaban cualquier medida de lucha seria contra las políticas macristas.

A fines de 2018, cuando el Presupuesto Nacional se votó en el Congreso, los faltazos de muchos dirigentes se combinaron con la presencia simbólica de otros. Oficialistas y disidentes, a pesar de las diferencias discursivas, fueron funcionales a que ese proyecto pasara sin grandes contratiempos.

Iluminando el camino de las urnas

La convocatoria de este jueves es la primera de una serie de concentraciones que ocurrirán a lo largo del mes de enero. La Ciudad de Buenos Aires verá una marcha de antorchas que se replicará en Rosario, Mar del Plata, Bariloche y Mendoza todos los jueves del presente mes.

Te puede interesar: Burocracia herbívora: velas y antorchas en el verano para enfrentar el ajuste

El llamado fue hecho el pasado jueves 3 de enero, en conferencia de prensa. Pablo Moyano, Yasky y Pablo Micheli ocuparon el centro de la escena. Allí hicieron gala de una moderación considerable. Micheli pidió que la “gente se movilice”, como si los dirigentes que no convocan a medidas de lucha no tuvieran una enorme responsabilidad en que ello no ocurriera.

Hugo Yasky presentó el plan de las marchas de antorchas. Pocos días antes había planteado que, en 2019, había que "evitar los paros", confirmando que el único objetivo del kirchnerismo es debilitar a Macri mientras continúa el ajuste. Es decir, mientras crecen los despidos y aumenta la pobreza en amplias capas de la población trabajadora.

Que el objetivo central pasa por los resultados electorales lo confirma el mismo Pablo Moyano. En las últimas horas sus declaraciones estuvieron orientadas a sumar figuras a un frente antimacrista. "Ojalá que el compañero Sergio Massa converja en este frente patriótico nacional que se está hablando", afirmó en una entrevista.

Se trata, aclaremos, del mismo Sergio Massa que le garantizó decenas de leyes al macrismo en la Cámara Baja, facilitando claramente las políticas de ajuste.

Francia: un ejemplo de cómo enfrentar el ajuste

Este jueves el Frente de Izquierda se movilizará con sus propias banderas, criticando los límites de la convocatoria y planteando un programa que enfrente los tarifazos pero también plantee una salida de fondo para el conjunto de los servicios públicos.

Desde hace tiempo, frente a los ataques de los tarifazos, la izquierda ha venido planteando medidas como la estatización de los servicios bajo gestión de trabajadores y técnicos. Una estatización que, junto al control de los usuarios populares, garanticen un servicio de calidad con tarifas accesibles en todos los servicios públicos. En esto, el FIT plantea una clara diferencia con el kirchnerismo que sostiene la continuidad de las privatizaciones realizadas por el menemismo.

Te puede interesar: Del Caño: "Las conducciones no buscan derrotar la política del Gobierno, apuestan todo a las elecciones"

En el terreno de la lucha para enfrentar los tarifazos y el ajuste en general, la izquierda es sumamente crítica del accionar de la dirigencia sindical. Este lunes, en una entrevista televisiva, el diputado nacional Nicolás del Caño (PTS-FIT) denunció la tregua de las conducciones burocráticas en relación al gobierno.

Al mismo tiempo el dirigente de izquierda señaló el ejemplo que los chalecos amarillos marcan en Francia, enfrentando las políticas de ajuste del gobierno de Macro con la movilización masiva y la acción directa en las calles.

La convocatoria realizada por el moyanismo y la CTA está muy lejos de las medidas necesarias para enfrentar y derrotar tanto los tarifazos como el conjunto del ajuste.

Por el contrario, es necesario poner en movimiento toda la fuerza del conjunto de la clase obrera, planteando un paro nacional activo y un plan de lucha con medidas contundentes que puedan culminar en una huelga general. Una medida que, paralizando el país, esté a la altura de derrotar el ajuste que Macri, el FMI y el gran empresariado descargan sobre el pueblo trabajador, con la complicidad del peronismo en sus diversas variantes.






Temas relacionados

Pablo Moyano   /   Pablo Micheli   /   Hugo Yasky   /   Hugo Moyano   /   CTA   /   Mundo Obrero   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO