Política Uruguay

Debate Martínez-Lacalle Pou

Un debate con muchas coincidencias

A pesar de algunos intentos de ambos candidatos para diferenciarse y captar votos para sus partidos, lo que se observa de fondo es las amplias coincidencias entre Martínez y Lacalle

Miércoles 2 de octubre | 22:18

Finalmente el esperado debate entre los dos principales candidatos se concretó este martes.

El evento generó mucha expectativa en una elección de resultado final incierto, donde la opinión pública aún no define su voto y un pequeño cambio puede inclinar la balanza para alguno de los candidatos, en el ya seguro balotaje.

Sin embargo las expectativas quedaron bastante insatisfechas, ya que en un sentido estricto no hubo un debate; cada candidato realizó sus intervenciones y no dialogó con lo que planteaba el otro al no haber un real intercambio.

¿Dos modelos de país?

En su discurso Martínez retomó uno de los ejes de la campaña del Frente Amplio contraponiendo “dos modelos” de país, uno progresista y el otro conservador.

Lacalle Pou, que en concreto no presentó prácticamente propuestas, criticó de los gobiernos del Frente Amplio los malos indicadores actuales y las promesas no cumplidas, pero no hizo cuestionamientos de fondo hacia el modelo económico del Frente Amplio.

Que el representante político de la derecha tradicional no pueda hacer grandes críticas luego de 3 periodos de gobierno, muestra en todo caso, cuanto ha tomado el propio Frente Amplio del programa neoliberal y conservador.

Martínez, se presenta como un claro continuador de la senda recorrida por su partido en estos últimos 15 años, apelando a mantener lo logrado y una vaga promesa de hacer las cosas mejor.

Las loas al acuerdo con UPM planteando que será beneficioso para el país y para los trabajadores es el mejor ejemplo de que el Frente se propone continuar siendo un prolijo gestor del capitalismo, con una inserción “inteligente” que busca atraer inversiones a toda costa; sin importar ni el impacto ambiental ni la calidad de vida de la población.

Seguridad y represión ante todo

En este punto el candidato de la derecha desarrolló un discurso bien reaccionario y punitivo, que promueve la mano dura y la criminalización de la pobreza, la vía libre para la represión y mayores potestades y garantías para las fuerzas represivas.

Daniel Martínez por su parte, contestó a Lacalle señalando que muchas de las cosas que reclamaba ya se estaban haciendo; tal como sucede con el pedido de cédulas por parte de la policía que había propuesto recientemente el candidato del Partido Nacional.

Martínez reivindicó la modernización del aparato represivo, prometió continuar aumentando su presupuesto y anunció oficialmente que en caso de ganar, Gustavo Leal será el futuro ministro del interior.

Claramente con esta designación el Frente Amplio muestra su visión represiva para enfrentar problemas de raíz social, proponiendo a alguien como Leal, que es visto positivamente y elogiado por la oposición de derecha, la misma que reclama más represión.

Ninguno de estos candidatos traerá beneficios para los trabajadores

Si en los intercambios y propuestas se observó que las diferencias entres ambos candidatos son mínimas y tienen más que ver con tiempos y ritmos de implementación que con cuestiones profundas o estructurales, en lo no dicho también se observaron coincidencias.

La reforma provisional antiobrera que todos anuncian para el próximo periodo de gobierno, la impunidad para los genocidas de la dictadura, el pago puntual de la deuda externa, las privatizaciones, los bajos salarios son temas de los que no hablaron, pero en los que tienen coincidencias de fondo.

En definitiva, en todo caso, el debate sirvió para confirmar que es mucho más lo que une a ambos candidatos que lo que los separa y que nada bueno pueden esperar los trabajadores ni de Lacalle ni de Martínez.






Temas relacionados

Política Uruguay   /   Debate presidencial   /   Debate

Comentarios

DEJAR COMENTARIO