Internacional

CORONAVIRUS EN ESTADOS UNIDOS

Trump dejó el hospital y buscó minimizar los riesgos del coronavirus

Luego de tres días de internación hospitalaria, en los que recibió oxígeno y un tratamiento de avanzada para Covid-19, el presidente estadounidense volvió este lunes a la Casa Blanca.

Lunes 5 de octubre | 23:27

Donald Trump salió este lunes cerca de las 18:30 horas del hospital militar en el que se encontraba internado bajo intenso tratamiento contra la COVID-19. Sus médicos reconocieron que "no está fuera de peligro".

Trump salió del hospital caminando, se subió a un vehículo que lo llevó al helicóptero presidencial Marine One, que lo llevó a la Casa Blanca. En su breve recorrido entre la puerta del hospital y la camioneta, el presidente estadounidense saludó a las cámaras levantando el puño y también el pulgar, dos de sus gestos característicos. El presidente agradeció pero no respondió a las preguntas de los periodistas.

Antes de salir del centro médico, el presidente tuiteó: "¡Estaré muy pronto de vuelta a la campaña!". Ya en la Casa Blanca, desde el pórtico sur de la residencia presidencial, Trump saludó la partida del Marine One e ingresó al edificio, no sin antes quitarse la mascarilla.

Antes de su regreso, varios funcionarios se retiraron del edificio mientras se conocía que legisladores, asistentes, visitantes y personal de la residencia habían dado positivo para el coronavirus luego de haber estado recientemente en la Casa Blanca.

El diario The Washington Post contó que un funcionario que trabajaba en la Casa Blanca el lunes dijo que "El ala oeste es una ciudad fantasma total". Dijo también que el médico presidencial Sean Conley rehusó describir las medidas sanitarias específicas para asegurar la salud del personal del edificio en los próximos días, mientras Trump siga contagiando.

Trump estuvo tres días hospitalizado en medio de todo tipo de rumores sobre su salud, luego de que los médicos reconocieran que tuvo fatiga y algo de fiebre.

El presidente es de los primeros pacientes conocidos de COVID-19 a los que se suministró una combinación de tratamientos potentes, como el cóctel experimental de anticuerpos de la farmacéutica Regeneron que recibió el viernes, o el antiviral Remdesivir y el esteroide dexametasona.

Sean Conley, su médico personal, reconoció que el mandatario "no está fuera de peligro" y que se encuentra de hecho en un "terreno no explorado" por otros pacientes de la COVID-19 debido al tipo de tratamiento que ha recibido. También aseguró que "en la Casa Blanca tendrá un personal médico prestigioso a su disposición las 24 horas del día".

En un video, aprovechó para minimizar una vez más los riesgos de la pandemia: “No le tengas miedo a Covid. No dejes que domine tu vida ”, dijo por la tarde. "Tenemos los mejores equipos, tenemos las mejores medicinas, todo desarrollado recientemente. ¡Me siento mejor que hace 20 años!".

Trump es un paciente con especial riesgo frente al Covid-19 debido a su avanzada edad, 74 años, y sobrepeso. Los tratamientos que está recibiendo son los más avanzados que hay a disposición.

El sistema de salud casi completamente privatizado de Estados Unidos, solo se encuentran disponibles para la elite política y económica. Las amplias mayorías trabajadoras son las que sufren las peores consecuencias. El país tiene más de 200.000 muertos y el panorama está lejos de mejorar.






Temas relacionados

Covid-19   /   Pandemia   /   Coronavirus   /   Donald Trump   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO