Cultura

MÚSICA // ROCK

The Doors: 52 años de un disco y una leyenda que hoy celebran su día

En un nuevo aniversario del disco debut de la banda de Jim Morrison, Ray Manzarek, Robby Krieger y John Densmore, repasamos esa obra que revolucionó la música del siglo XX.

Aquiles Tobio

Periodista de rock - Radio Única / programa "Salida de Emergencia" (sábados de 16 a 19, www.radiounicalaplata.com)

Viernes 4 de enero

Hoy viernes 4 de enero se cumplen 52 años exactos de uno de los lanzamientos más importantes en la historia del rock internacional.

The Doors es la obra prima de la banda formada en Los Ángeles, California, allá por el verano de 1965. Este trabajo discográfico fue logrado en tan solo ocho días. Durante la semana del 24 al 31 de agosto de 1966, en los estudios Sunset Sound Recorders, situados en Hollywood.

Un pilar de la psicodelia para algunos, un emblema del rock clásico para otros. Lo cierto es que Jim Morrison en algún punto, fue algo así como el primer frontman de una banda de rock con todo lo que eso implicaba en aquel contexto. Un escritor censurado y algo frustrado, con pánico escénico. Tanto era así que se volvió adicto a algunas sustancias para poder superar eso de exponerse en vivo ante cientos o miles de personas expectantes. El tecladista Ray Manzarek, quien lamentablemente falleció en 2013 a causa de un cáncer hepático, cuenta algo de eso en su biografía oficial cuando intentó convencer a Jim de ser un cantante, cosa que él en un principio no imaginaba posible. Sin dudas, por lo rápido que se forma la banda y la velocidad en la que ocurren las cosas, como a lo largo de toda su historia, este álbum debut simplemente titulado de manera homónima, The Doors, intentaría ser mucho más que una simple tarjeta de presentación. Lo que querían, era que la gente por aquellos años, bombardeada de información por un “mainstream” pro guerra, adquirieran algunas frases o palabras sueltas, que intentaran abrir sus mentes, que generen preguntas o que siembren alguna pequeña duda. Claramente lo lograron, y fueron de mucha ayuda con sus discos posteriores para todo el movimiento anti Vietnam que se originó por aquellos años en las principales metrópolis de los Estados Unidos. El mensaje sería claro, fuerte y contestatario de manera frontal, tal vez también necesariamente agresivo contra una política de guerra imperialista, burda y totalmente consumista.

Abordando temas como por ejemplo el complejo de Edipo en la canción “The End”, entre otras cuestiones. Algo tan subversivo como el psicoanálisis, y en Estados Unidos, hizo dar que hablar en los medios hegemónicos y con eso generar algunos enfrentamientos en la condenada opinión pública. Obviamente, como no podía ser de otra manera, por aquellos años la banda fue criticada duramente. Ya muchos conocen incluso las anécdotas sobre los arrestos de Jim Morrison durante algunos de sus shows por exhibicionismo o por el uso de las denominadas “malas palabras”. De alguna manera esto alimentaba cada vez más al grupo, que se volvía rebelde con las autoridades y con el régimen militar y político establecido.

Muchas de sus citas en las letras de las canciones que componen este gran álbum, se relacionan con Arthur Rimbaud, poeta francés al que Jim Morrison admiraba muchísimo. Los integrantes de The Doors tenían una filosofía bastante amplia con respecto al arte. Ellos consideraban que la música solo era una parte de la expresión. Por eso también integraban al teatro y a la poesía dentro de sus trabajos. Este disco debut, compuesto por once canciones que se convirtieron en clásicos, mezcla cierta impronta del éxtasis chamánico y la tragedia griega. De hecho, es clara la influencia de la obra de Friedrich Nietzsche tanto en Jim Morrison como en Ray Manzarek. El nombre de la banda, y por lo tanto también el de este álbum, forma parte de una cita de William Blake: “Cuando las puertas de la percepción sean depuradas, todo se reflejará ante el hombre tal cual es: infinito”, decía. De allí el porqué de todos los mensajes que hacen a este disco tan especial. Quisieron y lograron enrostrarle a la sociedad ciertos temas que eran tabú, y que solo es cuestión de abrir las mentes y los ojos para todos por igual. Es un hecho que lo consiguieron y el mensaje transcendió fronteras sin límite alguno.

El día de The Doors

El 4 de enero se celebra a nivel internacional el día de los Doors. Este lanzamiento lo proclamaron durante enero de 2017 los miembros originales de la banda que aún están entre nosotros. El guitarrista Robby Krieger y el baterista John Densmore, quienes asistieron junto a sus familiares y amigos a la ceremonia donde se dio origen a este simple homenaje. El evento tuvo lugar en las playas de Venice, California, una pequeña ciudad costera ubicada al oeste de Los Ángeles, en donde Ray y Jim se conocieron y hablaron por primera vez para dar comienzo a esta gran historia que parece no tener fin.






Temas relacionados

Jim Morrison   /   The Doors   /   Los Angeles   /   California   /   Rock   /   Música   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO