Cultura

A 88 AÑOS DE SU NACIMIENTO

Stanley Kubrick, el obsesivo

El 26 de julio de 1928 nació en Nueva York quien llegaría a ser uno de los cineastas más importantes del siglo XX.

Alan Páez

Trabajador de Ramón Chozas

Miércoles 27 de julio de 2016

Fue un genio vanguardista y futurista. Comenzó a trabajar en el cine a partir de 1951, año en el que se estrenó su primer proyecto, el cortometraje documental Day of the Fight.

A continuación de ese film, dirigió su primera película de alto presupuesto, Espartaco, que fuera galardonada con cuatro premios Oscar y elevara la carrera de Kubrick. Tras el éxito vino Lolita, en 1962. El largometraje, donde traslada a la pantalla grande la controversial novela de Vladimir Nabokov, recibió todo tipo de críticas. Dos años después dirigió Dr. Strangelove, por la cual fue nominado a distintos galardones, entre ellos varios premios de la BAFTA (British Academy of Film and Television Arts) , y por el cual obtuvo su primera nominación al Oscar en las categorías mejor Director y mejor guión adaptado.

En 1968 alcanzó la cumbre de su carrera con 2001 A Space Odyssey, film con el que Kubrick se alzó con el Oscar por mejores efectos especiales. Además, la película es considerada como una de las mejores de la historia dentro del género de Ciencia Ficción. Posteriormente Kubrick dirigió La naranja mecánica, una de las cintas más polémicas de la historia, más que nada por su alto nivel de censura. Este largometraje causó controversia en varios países, entre ellos Reino Unido; por esto Kubrick pidió a la Warner Bros. que retirara la película del Reino Unido, pues en un momento dado se encontró bajo mucha presión, llegando incluso a recibir amenazas de muerte para él y su familia. También dirigió El resplandor, basada en la novela de Stephen King, versión por la que King no ocultara su desagrado.
Después de una vida como director, escritor, productor, camarógrafo, editor y sonidista, muere a causa de un infarto agudo de miocardio el 7 de marzo de 1999, a los 70 años.

Para finalizar, un par de datos que revelan la personalidad obsesiva de Kubrick al momento de trabajar. Durante el rodaje de El Resplandor, repitió una misma escena tan sólo ¡127 veces! hasta poder conformarse con la misma. Ojos bien cerrados, la última cinta de Stanley llegó al libro de récord Guinness debido a su obsesión. Para que saliera todo a la perfección, la película protagonizada por Tom Cruise y Nicole Kidman se filmó nada menos que en 400 días, convirtiéndose en el rodaje más largo de la historia. Como parámetro, basta mencionar que la trilogía entera de “El señor de los anillos” se registró en 274 días.






Temas relacionados

Cine   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO