Mundo Obrero Uruguay

Solidaridad estudiantil con Montevideo Gas en conflicto

Trabajadoras y trabajadores de Montevideo Gas estuvieron ayer en Facultad de Humanidades (UDELAR), conversaron con estudiantes y recibieron varias muestras de solidaridad.

Karina Rojas

Pan y Rosas Uruguay

Martes 7 de mayo | 08:37

Invitados por la Agrupación de Mujeres Pan y Rosas y la Agrupación Tesis XI de Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, ayer las y los trabajadores de Montevideo Gas en conflicto concurrieron a nuestra Facultad, recorrieron sus pasillos y conversaron con varios estudiantes.

Ayer se cumplieron 7 días de huelga de hambre de 3 trabajadores de Montevideo Gas. Medida contundente que pretende forzar al Poder Ejecutivo a que se haga cargo de la situación de más de 160 trabajadoras y trabajadores frente a la amenaza de la empresa PETROBRAS de retirarse del país.

A esto se suma que en el día de hoy y los días sucesivos se vence la vigencia de los seguros de paro de más de 20 trabajadores. Y que, de conjunto, peligra la provisión del servicio público a más de 40 mil clientes que tiene la empresa, y los puestos de trabajo que no son otra cosa que el ingreso y sustento de 160 familias trabajadoras.

Todo esto fue explicado por los trabajadores que, en cada curso y pasillo de la Facultad, difundieron su lucha y obtuvieron la solidaridad del movimiento estudiantil.

Además de las muestras de afecto, en una hora se juntaron $ 1.952 para el Fondo de Lucha que sirve para colaborar con las familias en seguro de paro y mantener la carpa instalada hace una semana en la Peatonal Sarandí, donde se encuentran los trabajadores en huelga de hambre.

Ayer también se conoció la resolución de los trabajadores de ANCAP de cortar el suministro a PETROBRAS tanto en el Aeropuerto de Carrasco como en las estaciones de servicio de esta firma, en solidaridad con la lucha de Montevideo Gas. Esta medida, que aún no tiene fecha de concreción, constituye una medida de fuerza muy importante y contundente que podría hacer torcer la actitud de la patronal y obligar al gobierno a tomar una decisión a favor del mantenimiento de los puestos de trabajo y del servicio público.

Unidad Obrero-Estudiantil y del Movimiento de Mujeres

La tradición de nuestro movimiento estudiantil es rica en muestras de solidaridad con la clase trabajadora. Tanto en los años ’50 como en los ’60, el movimiento estudiantil no solo luchó a la par del movimiento obrero organizado, sino que se desarrollaron procesos de confluencia político-organizativa entre ambos sectores, en momentos de auge de las luchas sociales y de un cuestionamiento a las bases estructurales de este sistema capitalista. Esa es la tradición que pretendemos retomar.

Te puede interesar: Los trabajadores del gas no se rinden, luchan

Desde el Movimiento de Mujeres son menos las muestras de solidaridad y unidad con la clase trabajadora, y ese, nos parece, que es un gran desafío a desarrollar. Es importante reconocer en la clase trabajadora un aliado del movimiento de mujeres ya que, como nosotras decimos, compartimos enemigos en común: el capitalismo y el patriarcado que oprime tanto a las mujeres por su condición de género como al conjunto de la clase trabajadora que dejan la vida en sus lugares de trabajo, que parecen descartables para las patronales y los distintos gobiernos, que sufren trabajos precarios y la flexibilización laboral. Y además que, estadísticamente, el sector más precarizado de la clase trabajadora tiene “cara de mujer”. Creemos, en este sentido, que hemos generado un precedente muy importante de demostración de solidaridad de un sector del movimiento de mujeres organizado hacia un colectivo de trabajadoras y trabajadores en lucha.

Te puede interesar: Jornada Solidaria en la carpa de Montevideo Gas

Tenemos que rodear de solidaridad el conflicto, colaborar con su fondo de huelga y concurrir a la carpa para dar apoyo moral a quienes allí se encuentran. Es importante que esta lucha continúe y salga victoriosa, para poder garantizar el servicio público y los puestos de trabajo y así dar un golpe a las políticas neoliberales que permitieron la tercerización de las empresas públicas, con las terribles consecuencias con hoy estamos viendo, antes con la ex PLUNA y hoy con la actual Montevideo Gas. Y es un golpe también a la indiferencia que viene teniendo el gobierno cuya única respuesta venía siendo “ya no tenemos nada más que hacer”.
¡Las y los trabajadores de Montevideo Gas deben triunfar!






Temas relacionados

Montevideo Gas   /   Mundo Obrero Uruguay   /   Huelga de hambre   /   Tesis XI   /   Gas   /   Pan y Rosas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO