Política Uruguay

¿Renta de emergencia o salario digno frente al #coronavirus?

La Intersocial (Pit-Cnt, Feuu, Onajpu y otras) propone que el Estado otorgue una renta transitoria de emergencia, pero no rechaza las exoneraciones otorgadas a las patronales ni los envíos masivos al seguro de paro. Tampoco se mete en la (ineficiente) política sanitaria del gobierno, que no hace tests masivos y sigue sin saber la ruta de la pandemia.

Martes 24 de marzo | 11:03

En el día de ayer se realizó la reunión de la Intersocial, integrada entre otros por el PIT-CNT, la FEUU, la ONAJPU y la Intersocial Feminista. En la misma se acordó una plataforma en común para reclamar al gobierno. Veamos sus principales aspectos.

Antes, cabe preguntarse por qué esta plataforma se decide entre unos pocos y pocas, y no por la base de todas las organizaciones que integran la Intersocial. Nadie consultó a la base de sus propias organizaciones, como para tomar una medida tan importante frente a la pandemia.

1- Renta transitoria de emergencia: se propone una renta básica para aquellas personas que no pueden ver garantizados sus ingresos: estamos hablando de las trabajadoras y trabajadores por cuenta propia, vendedores ambulantes, trabajadores que viven de changas, monotributistas, empleados por las aplicaciones de deliverys, etc. Son una gran masa laboral, que muchas veces esconde relaciones laborales de dependencia, pero que, por la precariedad laboral, no pueden garantizar su sustento. Tampoco pueden hacer cuarentena, porque si no salen a trabajar no pueden llevar la comida a sus hogares.

Te puede interesar: Precarización y trabajo independiente: la masa laboral indefensa

La renta es sumamente necesaria, pero la Intersocial pretende que el Estado uruguayo se haga cargo de pagarla, cuando en realidad son las patronales que lucran con esos trabajadores quienes deben hacerse cargo. Por supuesto que para personas como cuidacoches o vendedores ambulantes, es el Estado quien debe hacerse cargo, pero hay que diferenciar a aquellas relaciones laborales encubiertas y no seguir apañándolas.

Además, no está claro de cuál sería el importe de la renta, que no puede ser un “subsidio” como dijo Fernando Pereira en su video emitido luego de la reunión. Un subsidio no es un ingreso mínimo que permita a una familia sobrevivir.

No podemos aceptar migajas, cuando no todos están haciendo los mismos esfuerzos. Por ejemplo, la clase capitalista no hacen ningún esfuerzo: son exonerados de impuestos por el gobierno, se les permite mandar gente al seguro de paro sin ningún tipo de justificación, y pueden hacer la cuarentena porque no trabajan, y encima cínicamente obligan a sus empleadas domésticas, a los muchachos de los deliverys, a seguir trabajando – cuando no los contagian directamente de coronavirus, como sucedió con la (tristemente) célebre Carmela Hontou.

Te puede interesar: En Uruguay una empresaria textil contagió de manera intencional a su empleada doméstica

2- Medidas de apoyo a pequeñas y medianas empresas que garanticen los puestos de trabajo: tanto el seguro de paro extensamente habilitado por el gobierno como las exoneraciones a las empresas, no garantizan la continuidad laboral, pero tampoco garantizan el salario al 100%. Por eso, no solamente hay que reclamar que, luego del seguro, las patronales no despidan, sino que hay que reclamar el seguro de paro al 100%. ¿Por qué tienen que pagar la clase trabajadora por esta pandemia, mientras a las patronales se las exonera de impuestos? ¿Por qué la Intersocial permite esta gran transferencia de recursos de los sectores asalariados a los sectores empresarios?

Te puede interesar:¿Enviar al seguro de paro es “defender el trabajo”?

3- Prohibir descuentos salariales o adelanto de las vacaciones: es una demanda básica, ya que las patronales obligan a su plantilla a que adelante su licencia vacacional generada en 2020.

4- Postergar el aumento de tarifas y flexibilizar el pago de impuestos y servicios: a esta altura de la pandemia, a todas luces es necesario ya no hablar de postergación o suspensión del tarifazo previsto por el gobierno, hay que cancelar esta posibilidad directamente. No podemos pretender que quienes están en el seguro de paro, quienes ven su salario caer y caer, tengan que enfrentar un aumento de los servicios, mientras – nuevamente – los sectores empresariales, se benefician con exoneraciones.

Tampoco podemos estar por detrás de lo que ya ha sucedido en otros países. Por ejemplo, en Francia, el presidente Macron – que no es caracterizado como de izquierda – debió eximir del pago de los impuestos, los servicios y los alquileres a aquellas personas afectadas económicamente por la pandemia y que viven una situación vulnerable.

La Intersocial pide “rebaja” de las tarifas, cuando en realidad hay que pedir la exoneración de las mismas.

Te puede interesar: La ayuda es para los empresarios y las patronales

5- Control de precios: medida básica del Estado, que debe fijar los precios y penalizar a quienes no lo cumplan. Pero el control debe ser de los mismos trabajadores y trabajadoras de las grandes cadenas de supermercados junto a los usuarios y usuarias, para que sea verdaderamente independiente.

6-
Contra la especulación y el lucro indebido: No puede ser que se permita que el alcohol en gel y otros insumos básicos no estén disponibles en el mercado o cuesten cifras desorbitantes. Hay que proveerlos de forma gratuita, y así evitar la especulación y la disparada inflacionaria.

7- Proteger con todos los insumos necesarios a los trabajadores y trabajadoras de la salud: más allá de las camas habilitadas en el sector privado para la atención de la pandemia, de la elaboración de alcohol en gel por ALUR y otras medidas, hay dos cuestiones que no se termina de entender: la primera es el nivel de desmantelamiento del sistema público de salud, que lleva hoy a que los servicios estén colapsados y que se atiendan solo casos graves, y que el personal de salud sea quien muchas veces termina sosteniendo el servicio, a pesar de no contar con los insumos básico. La segunda, es que está científicamente comprobado que la realización de tests masivos a toda la población es lo que permite conocer los focos de contagio y elaborar tratamientos según el caso, incluyendo la cuarentena no total, sino parcial por ciudades o regiones. ¡Sin los tests masivos no se sabe quién está infectado y quién está contagiando!

¿Por qué la Intersocial no reclama más presupuesto para el sistema de salud? ¿Por qué no reclaman que se destinen todos los fondos disponibles – fondos públicos y fondos privados, de los sectores más enriquecidos de la sociedad – para el combate de la pandemia? La Intersocial no cuestiona la insuficiente y pragmática política frente al COVID-19.

Te puede interesar: El gobierno uruguayo no fortalece el sistema de salud frente a la propagación del Covid 19


8-
Partida presupuestaria extraordinaria para abastecer a todos los centros de enseñanza de jabón, alcohol en gel y otros insumos, cuando se reanuden las clases: este planteo es tan básico, y desde hace años está enmarcado en las peleas por más presupuesto para la educación y mejoras edilicias y de insumos, que han dado las y los docentes en 2013 y 2015, conflictos que no han tenido el debido apoyo de parte de la central sindical, por ejemplo, pero que hoy la Intersocial la incluye, como si fuera algo novedoso.

9- Elementos de higiene y seguridad para todo el transporte público y unidades suficientes: también se trata de una demanda básica. La Intersocial debería empezar rechazando el envío al seguro de paro de 1000 trabajadores del transporte de ómnibus y otros 800 se tomaron licencia (seguramente obligados por las patronales).

10- No implementar los anuncios de reducción del gasto público: más bien la Intersocial debería exigir que no haya ninguna reducción, sino un aumento del gasto público en base a generar mayores impuestos – y que sean progresivos - a las grandes fortunas, al capital financiero, a las exportaciones y a la banca extranjera.

Por último, la Intersocial convocó para este miércoles 25 a un cacerolazo y apagón de 10 minutos a partir de las 21 hs, en el marco de que no se pueden fomentar aglomeraciones.

Lamentablemente vemos cómo en la Intersocial, así como en sectores del Frente Amplio, se ha instalado la idea de que “todos juntos salimos de esta”, cuando la realidad está siendo que la clase trabajadora es la que está poniendo los recursos (vía impuestos y presupuesto estatal), está poniendo sus ingresos (vía reducción de los haberes producto del seguro de paro), está poniendo su salud (vía quienes no pueden hacer la cuarentena y deben salir a trabajar, como el personal de salud) y el gobierno pone las leyes para que los grandes empresarios sigan manteniendo sus beneficios y ganancias.






Temas relacionados

Intersocial   /   onajpu   /   #TestsMasivosYa   /   seguro de desempleo   /   Covid-19   /   Coronavirus   /   Lacalle Pou   /   PIT-CNT   /   Renta Básica   /   Política Uruguay   /   FEUU

Comentarios

DEJAR COMENTARIO