Internacional

URUGUAY

Paro nacional de docentes de Educación Pública Secundaria

El viernes 28-11 se realizó un paro nacional de docentes de secundaria, en repudio a las agresiones a docentes que ocurrieron este año, donde se expresó por parte de los docentes que se debe a problemas sociales y al deterioro de la Educación Pública.

Miércoles 3 de diciembre de 2014

El año pasado los trabajadores de la educación llevaron adelante el conflicto más importante del sector en los últimos 20 años. Entre sus reclamos figuraban el aumento de presupuesto para mejorar los salarios (el salario docente de grado 1º es la cuarta parte de la canasta familiar), la construcción de nuevos centros (por la superpoblación actual y las falencias de edificios actuales) y políticas educativas integrales (en contraposición con los planes mercantilistas, como el ProMejora, de conformación y con apertura a privados).

Aunque no se lograron obtener las reivindicaciones el conflicto fue masivo y generó una experiencia para los trabajadores de la educación con el gobernante Frente Amplio.

Desde Mujica hasta los partidos tradicionales de la derecha, los medios de comunicación y hasta los dirigentes de la central sindical desacreditaron a los docentes en su lucha generando que hoy en día sean uno de los sectores de trabajadores con más desprestigio ante la opinión pública. El dinamismo que había cobrado la organización de la base docente, a través de los núcleos liceales y los zonales de Montevideo, así como en otras filiales del país, fue disminuyendo paulatinamente.

En este marco es que se empezaron a dar algunos conflictos en algunos centros de estudio y como más destacado las agresiones a docentes, generando el pasado viernes el Paro Nacional de docentes de secundaria.

De la violencia en el sistema a la violencia en la educación

En el liceo 50 (Barrio Casabó, Zonal Oeste de Montevideo) el jueves pasado agredieron a 3 profesoras gravemente, los hechos se dieron a raíz de una discusión entre alumnas las cuales se trató de dividir para que el conflicto no se extendiera fuera de la institución, para eso las profesoras acompañaron a una de las alumnas a tomar el ómnibus y allí fueron interceptadas por una patota, entre ellos adultos, que agredieron físicamente a las tres. Días atrás en el Liceo 54 (Zonal Prado) una profesora fue increpada por un padre saliendo de su casa. La mayoría o totalidad de dichas situaciones se generaron en liceos de la periferia de la ciudad, y es en dichos barrios (o liceos donde asisten jóvenes de dichos barrios), donde los trabajadores y sus familias están en peores condiciones, donde los centros de estudio están más superpoblados, etc.

El último caso, Liceo 50, tomó relevancia mediática y en tal sentido habló el presidente, ministro del interior y las autoridades de la educación, todos repudiando los hechos pero expresando se estaba “haciendo todo lo posible” ante estas situaciones, y la discusión giraba en torno a si sumar policías a los liceos o no (cuestión que ya viene ocurriendo en muchos centros, y desde el sindicato capitalino y especialmente desde la Comisión de DDHH se oponen).

Desde ADES Montevideo se brindó solidaridad y apoyo a los docentes agredidos pero también a los estudiantes que hoy son detenidos y recluidos por la policía, porque se entiende que de esta manera no se soluciona nada. Los docentes afirmamos que en una sociedad donde se criminaliza a la juventud, donde se desprestigia al docente, donde se vulneran todos los derechos de sectores de trabajadores y pueblo pobre, es inevitable que dichos sectores expresen su malestar; el problema de fondo es esta sociedad que violenta los derechos de los jóvenes y sus familias todos los días. Por eso la organización y solidaridad entre sectores de trabajadores y pobres es lo principal para llegar a una solución favorable para la educación pública, para los alumnos y para los docentes. Pedimos que se brinde más apoyo a los docentes y los jóvenes, y por eso entendemos que el reclamo de mejores condiciones de estudio y trabajo va en dicho sentido.

Los docentes, entendemos que una de las causas es el ataque sistemático que hicieron los partidos tanto del gobierno como la oposición blanca y colorada, así como los medios, contra los docentes, acusándolos y desacreditándolos ante el resto de la población. Dichos de Mujica como “trabajan cuatro horas, que den clase abajo de una árbol” generan un impacto en la opinión pública. Pero esta es una causa más, el problema de raíz viene de la profundización cada vez mayor de las brechas sociales.

Izquierda Diario se hizo presente en la concentración del Zonal Prado (del sindicato docente a nivel de secundaria, ADES Montevideo) y conferencia de prensa en el Liceo 16, en el marco del Paro Nacional ante los recientes hechos de agresiones a docentes y por reclamos edilicios propios del Zonal. Entrevistamos a Natalia, docente del Liceo 54, donde también se dieron hechos de agresión hacia docentes, quien habló en representación del Zonal en la conferencia.

ID: ¿Cómo se desarrolla este conflicto que están viviendo los trabajadores de la educación?

Concretamente lo que sucedió es que en el 54 el viernes pasado se agredió a una compañera en la esquina de su casa. En realidad ya en el año se han dado otros hechos de violencia, en la plaza N°7, el liceo 50 de Casabó etc. Como cuerpo de trabajadores del liceo 54 y que además se había resuelto por asamblea parar si se daban hechos de violencia y eso es en definitiva lo que hicimos, este viernes cuando la compañera llega al liceo y nos cuenta lo que había sido abordada por este papá. Lo que hicimos es apoyarla con este paro el resto del día, declararnos en asamblea de núcleo sindical permanente y reflexionar sobre estos hechos y otros relacionados por ejemplo a cómo se están abordando las problemáticas educativas, en lugares y en términos que no consideramos adecuados. Los temas laborales (somos trabajadores), cualquier cuestión o diferencia que los estudiantes, padres, etc., tengan deben ser tratados en nuestro lugar de trabajo a través del diálogo.

ID: ¿A qué se deben estos hechos?

Entendemos que las situaciones de violencia que hemos vivido durante todo el año 2014 se deben a una desatención de la educación pública por parte de las autoridades, no solamente en cuanto a la falta de recursos, que se ve reflejado en que no estamos pudiendo dar una educación de calidad en cuanto a que no podemos contemplar la diversidad de situaciones y de conflicto que tienen los estudiantes.

El Liceo 16: nuestras luchas también tienen que ver con lo que está pasando

Desde el Núcleo Sindical del Liceo 16, Zonal Prado, también se expresaron docentes explicando que la causa de esta situación proviene del mal estado en que se encuentra la Educación Pública hasta hoy en día. En este caso los docentes del centro también cuentan la experiencia de que pese a la negativa de las autoridades de garantizar un portero para el centro, bancos para estudiantes, materiales didácticos, escalera de emergencia, etc., llevaron adelante un conflicto en el que lograron que las autoridades concedieran varios de sus reclamos, que son mínimos para garantizar un funcionamiento como liceo.

En estas semanas vuelven a estar en conflicto porque el compromiso de las autoridades de la construcción de la salida de emergencia, entre otras cuestiones, no se cumplió y cada vez que asisten al centro a dar explicaciones tienen un nuevo motivo de complicaciones y por lo tanto de volver a esperar.

En este marco, y sabiendo que las autoridades no acceden a otorgar mejoras y que solo la lucha ha dado frutos, es que el núcleo del 16 se declaró nuevamente en conflicto y el viernes pasado realizó una conferencia de prensa donde se dio a entender que si no se cumplía con dicho compromiso y, en perspectiva, la construcción de un nuevo centro educativo pensado como tal, no se descarta que el conflicto podría escalar derivando en distintas medidas como no tomar exámenes o el no comienzo de clases en 2015, en un año que se especula con grandes conflictos sindicales.

La falta de recursos, el cinismo del gobierno y las autoridades de la educación

En Uruguay el presupuesto para la educación pública es de 3,9 % del PIB (y no 4,7 como dice el Gobierno), mientras que en la región con grandes deficiencias, como Argentina y Brasil, llega al 6%, lo que sin duda muestra la precariedad de nuestra educación pública y la falta de prioridad de parte del régimen. Algunas de las consecuencias son salarios que no alcanzan ni media canasta básica, superpoblación de estudiantes y falta de edificios adecuados, falta de equipo multidisciplinarios, porteros, etc.

Desde la derecha y el gobierno se insiste en que hace falta hacer una “revolución” en educación, especialmente en Secundaria. Pero sus propuestas son seguir el camino de Chile, o sea, avanzar en la mercantilización y el ingreso de privados, la financiación con voucher a estudiantes (recientemente propuesto por la fórmula del FA en campaña), etc. Si bien es cierto que desde 2004 a la fecha se ha aumentado el presupuesto educativo, el mismo claramente es insuficiente (aceptado incluso por autoridades de la educación designadas por el gobierno de turno), y para colmo en el mismo desde los gobiernos del FA se incluye la formación militar y policial dentro del “presupuesto para educación”. Todos los trabajadores, no solo de la educación, debemos repudiar que se destine presupuesto de educación para represión.

Los docentes tenemos que pelear junto a los padres y alumnos por una mejor educación pública ya que somos los únicos verdaderamente interesados en la educación de los hijos de los trabajadores.

* Noel y Claudio son docentes de los Zonales Oeste y Prado de secundaria, además de redactores del Boletín docente “La voz de la clase” y militantes de la Juventud Revolucionaria Internacionalista.






Temas relacionados

Uruguay   /   Docentes uruguayos   /   Educación pública en Uruguay   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO