Sociedad

HIPOCRESÍA ECLESIÁSTICA

Obispos se suman a la guerra contra los más pobres: "La Iglesia no avala las tomas"

Horas después de la brutal represión para desalojar a las familias de Guernica, la Conferencia Episcopal Argentina emitió un documento para manifestar su postura.

Jueves 29 de octubre | 11:15

Foto: Télam

La Conferencia Episcopal Argentina emitió un documento para manifestar su postura, luego de la brutal represión desatada por Berni y el gobierno de Axel Kicillof, para desalojar el predio de Guernica. "La Iglesia no avala las tomas", aseguró el organismo.

A tono con el discurso del Gobierno, la oposición de derecha y el arco mediático mayoritario, la arcaica institución se sumó al coro de voces que justifican la represión alegando la defensa de la propiedad privada y estigmatizando la lucha de las familias sin techo. Lejos del amor a los pobres y a los más necesitados, que hipócritamente pregona la Iglesia católica.

Te puede interesar: El Arzobispado de Salta cobró como un hotel para alojar a personas durante la pandemia

"Nada justifica la intrusión y la violencia a costa de la vida y los derechos de los demás. La Iglesia no avala las tomas. Son ocasión de violencia y agitación social, muchas veces incentivadas", afirma el texto emitido por los obispos. "Mucho menos aceptable es el oportunismo de quienes se aprovechan de la extrema necesidad de los más pobres para usarlos en función de sus propias ganancias y clientelismo político", agrega el comunicado.

"Como cristianos nos sentimos interpelados ante toda forma de exclusión que deja a hombres y mujeres sin un techo digno" dicen en otro momento. Menos mal que se sienten interpelados por algo más que la defensa de la propiedad privada… ¿no? Ante todo justifican que se desaloje, sin siquiera haber constatado la propiedad delos terrenos en Guernica.

"No podemos dejar de expresar también la preocupación por cualquier resolución de estos conflictos que naturalice la violencia y ponga en riesgo la vida de las personas", sostienen. Sin embargo, su repudio no es a la represión sino a las tomas.

El texto es firmado, entre otros, por el monseñor Oscar Ojea, obispo de San Isidro y el cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires.

"En estas horas dramáticas, en que los casos se replican, confiamos en que una diligente intervención de la justicia evitaría escaladas de violencia entre las partes. Con la autoridad de su mediación se facilitaría el diálogo con las autoridades proponiendo posibles alternativas para las familias pobres que verdaderamente necesiten un lugar para vivir".

Por último se acuerdan de que había niños y niñas que sufrieron la represión: "Nos conmueve la cantidad de niños implicados, ellos esperan una respuesta seria y rápida de nosotros los adultos". Un asco.

Podés leer: Caso Saúl Peña: Iglesia, jueces y fiscales de Río Negro protegen a abusador de niñas y niños






Temas relacionados

Toma de tierras   /   Cuarentena   /   Pandemia   /   Coronavirus   /   Obispos   /   Guernica   /   Conferencia Episcopal Argentina   /   Derecho a la vivienda   /   Iglesia Católica   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO