Mundo Obrero

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Nuevo club obrero en Monte Grande: recreación y organización revolucionarias

Se trata de una iniciativa de militantes del PTS junto a independientes para poner en pie durante el verano espacios autogestionados de recreación para familias obreras y jóvenes trabajadores, organizados de manera independiente de los empresarios y los burócratas.

Catalina Ávila

@linaa_avila

Martes 8 de enero | 16:26

Tarde de sábado en la zona sur del conurbano bonaerense. Trabajadoras y trabajadores del aeropuerto esperaban en la puerta sobre la calle San Martín para recibir a los asistentes. Se asomaba también la música de unas cuantas guitarras fogoneras y el estallido de risas jóvenes, provenientes de las rondas de mate y charlas, que se multiplicaron con el paso de las horas. Aprestado en el fondo de la vieja casa inglesa, un inflable era la fuente de diversión de decenas de niños. A unos metros se encontraba la pileta, oasis para estos días de calor extenuantes que se siente fuerte en los barrios, donde las boletas altas de luz no son precisamente por el elevado uso de aires acondicionados, sino por el tarifazo que derrumba los bolsillos obreros. Una canchita de futbol improvisada en el pasto, la parrilla, el metegol y un buffet económico completaban la escena del encuentro entre trabajadores de distintos lugares de zona sur y de la Capital, estudiantes, mujeres y familias obreras enteras. Comenzaba la inauguración del Club Obrero de Monte Grande: un espacio autogestionado de recreación impulsado y puesto en pie por militantes del PTS junto a trabajadores, jóvenes estudiantes y mujeres, organizado de manera independiente de los empresarios y los burócratas sindicales.

A las y los trabajadores nos privan, no solamente de poder disponer de nuestro tiempo -destinado en su mayoría a nuestros trabajos- sino también de la libertad de poder tener lugares accesibles económicamente de esparcimiento, para disfrutar de la cultura, el deporte, el encuentro con amigos, pero también para poder organizarnos políticamente, lejos de los buchones, los burócratas, supervisores y jefes, lejos de los empresarios y sus políticos. La iniciativa del club surgió por la necesidad de fortalecer nuestra organización frente al saqueo del gobierno bajo los planes del FMI que estamos viviendo, que arroja todos los días a familias enteras al hambre y la desocupación. La zona sur en particular está siendo un territorio de aplicación directo de los planes de las patronales y del gobierno de empresarios de Cambiemos. En la tierra de María Eugenia Vidal, vimos en los últimos meses el cierre de Gaelle, los ataques a los trabajadores de Cresta Roja, de Canale, Stockl, por mencionar algunos. Pero también viene siendo el cultivo de una incipiente coordinación de distintos sectores en lucha como los estudiantes, docentes, el movimiento de mujeres, desocupados y vecinos de los barrios, con la clase trabajadora a la cabeza: el ejemplo de la metalúrgica Siam de Avellaneda da cuenta de ello, y de que de esa manera no solo se puede luchar, sino que también podemos vencer. Las y los trabajadores de Siam junto a sus familias, vienen marcando el camino para enfrentar el infierno al que nos quieren someter los políticos de los empresarios y las burocracias traidoras, y su lucha ha dado los primeros frutos, con la reincorporación de seis trabajadores y el fallo de la Justicia que ordena la reincorporación de Alejandra, una de las delegadas de base despedidas.

JPEG

“Ustedes se preguntarán, ¿qué es el club obrero?”-comenzó Eduardo Lusa, trabajador aeronáutico y dirigente del Movimiento de Agrupaciones Clasistas en la charla de presentación- “Es una escuela, quizás no de guerra, como es la lucha de clases directa, pero sí queremos que sea una escuela donde podamos combinar la diversión, el buen pasar y la creatividad, con organización y mucha ideología. Esa ideología va a estar al servicio de discutir que no nos alcanzan las migajas que nos proponen mientras pagan millones al FMI. Si logramos combinar eso, entonces esta pequeña experiencia que estamos poniendo en pie será un gran triunfo”. Y continuó: “No queremos más cadenas imperialistas. Queremos una clase obrera liberada, a las mujeres liberadas y a los niños. Queremos un mundo socialista, un mundo revolucionario, un mundo sin cadenas, que se van a notar cuando nos empecemos a mover. Muévanse con nosotros compañeras y compañeros, que podemos conquistar la libertad que todos nos merecemos. Bienvenidos al club obrero, bienvenidos a Monte Grande, a la zona sur del conurbano, ¡bienvenidos a las ideas de la revolución permanente!”
JPEG

Lo acompañaron en la charla de presentación trabajadoras en lucha de Siam y Latam e integrantes de la agrupación de mujeres Pan y Rosas, Alejandra y Andrea, respectivamente, Pablo, dirigente de la agrupación Marrón de la Coca-Cola y Daniela, estudiante de la UNDAV y referente de la Juventud del PTS. “La oposición política, con los gobernadores e intendentes del PJ a la cabeza, es cómplice del ajuste y la represión de Cambiemos. No ha salido a enfrentar en absoluto los planes del gobierno, y por el contrario, muchos de sus legisladores les votan las leyes, o se limitan a denunciarlo y pretenden que la salida sea en las elecciones de 2019. Nosotros opinamos que la lucha hay que darla ahora, que la pelea es hoy, en cada lugar de estudio, de trabajo. Todo lo que perdamos los trabajadores ahora no se recupera después”, agregó Pablo, y denunció el rol de los dirigentes sindicales: “El gobierno cuenta con la ayuda de las burocracias sindicales que dejan pasar los despidos y el ajuste y que no hacen nada para defender a los trabajadores. Como mucho, los invitan a marchar a Luján, o ahora como anunciaron, a hacer una marcha de antorchas. Entonces es necesario que nos organicemos. Por eso en este club no hay lugar para los burócratas traidores. Por el contario, está abierto para todas y todos aquellos que estén dispuestos a organizarse para recuperar los sindicatos y sacar a esas mafias de sus sillones, para que sean herramientas al servicio de los derechos de las y los trabajadores”.

Mientras, las niñas y niños disfrutaban los chapuzones en la pileta. Refiriéndose a ellos, Eduardo continuó: “Cuando llegamos al club después de laburar, vimos tantos pibes, tantos niños…León Trotsky, en su autobiografía hizo una definición que decía: “Este mundo está lleno de opresiones, pero no conozco opresión más fea y más burda que la del adulto hacia el joven y el niño”. Les digo esto porque ver a los chicos acá no dándonos bola, -como debe ser-, divirtiéndose, siendo felices, es enormemente gratificante. No por una cuestión social, no porque nos pongan contentos las risas de los niños, sino porque es programático resguardar a la juventud. Serán ellos, -no los viejos que tenemos muchos años-, los que vean la sociedad que dejamos edificada. Entonces, ¡viva los niños! Que se llene de vida este club. Vengan con sus familias, con toda la gente que puedan, llénenlo de vida”.

JPEG

En ese sentido, Daniela agregó: “Este club también fue levantado con muchísimo esfuerzo de la juventud porque como todos saben, no nos financia ningún patrón, ningún empresario. Durante estas semanas de esfuerzo militante, mientras acondicionamos el club, las charlas que surgían mostraban en todos nosotros, los jóvenes, lo mismo: lo mal que la estamos pasando cuando no conseguimos trabajo, cuando vemos cómo despiden a nuestros viejos. Sin ir más lejos, en las fiestas tuvimos que elegir entre cargar la sube o encontrarnos con amigos, porque tampoco tenemos laburo, o vivimos de changas o trabajos por temporada, y vemos cada vez más difícil poder volver a estudiar a principio de cuatrimestre porque estudiar se transforma cada vez más en un privilegio que muchos no podemos costear. Toda esa situación nos genera mucha bronca y queremos aprovechar este lugar para organizarnos porque podemos hacer algo contra todo esto, junto a los trabajadores como los de la Coca, los aeronáuticos que están resistiendo, junto a las trabajadoras de Siam que se organizaron no solo contra los despidos sino también por la defensa de los derechos de las mujeres. Y queremos invitar a muchos otros jóvenes más, a nuestros amigos, compañeros de laburo, vecinos que están pasando la misma situación. Porque queremos multiplicar la fuerza de los jóvenes que no queremos resignarnos a soportar esta vida, la fuerza de esas chicas y chicos que empezaron a organizarse por el derecho al aborto, contra los dinosaurios del Senado y contra los privilegios millonarios de la Iglesia. Este club es un espacio para disfrutar entre todas y todos pero también para organizarnos, ¡para que esta juventud anticapitalista se ponga en pie junto a las y los obreros!
JPEG

El club obrero de Monte Grande es el tercero inaugurado en la provincia de Buenos Aires: se suma al de Madygraf en zona norte, y al de Villa Luzuriaga, en el oeste. Se mantendrán abiertos durante todo el verano, llevando adelante distintas actividades: “Vamos a hacer cursos para todos aquellos que quieran conocer las ideas del marxismo, del trotskismo, las ideas revolucionarias, porque queremos salir multiplicados de esta experiencia”, -informó Eduardo, y concluyó: “Haremos charlas con Titín Moreira, dirigente setentista del PTS; con Andrea D´Atri y María Chaves, fundadoras de la agrupación internacional de mujeres Pan y Rosas; cursos sobre el Manifiesto Comunista, y talleres de lectura, deporte y arte, entre otras cosas, porque opinamos que para lograr esa libertad, para romper nuestras cadenas, es necesaria una vanguardia organizada, que para nosotros es el partido, es el PTS, que se organice contra la explotación y opresión cotidianas, que pueda comprender que se puede pelear por mucho más que por migajas. Entonces lo que pretendemos con el club es mucha diversión, mucha creatividad, mucho intercambio de experiencias de lucha y organización, y mucha ideología. Invitamos a todas y a todos a llenar este club de vida, y a organizarse con nosotros”.






Temas relacionados

Club obrero   /   Siam   /   Familias en la calle nunca más   /   Mujeres trabajadoras   /   Juventud del PTS   /   Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS)   /   Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO