Política Uruguay

Violencia Policial

No fueron incidentes, fue represión contra las pobres en Malvín Norte.

El accionar diario de la Policía en los barrios con la excusa de la búsqueda de un presunto delincuente. Empujones, golpes, escopetazos con balas de goma a escasos metros de distancia y 3 mujeres heridas; un mediodía de brutal represión en Malvín Norte. Una vez más la Policía reacciona contra las pobres y la prensa masiva lo justifica.

Lunes 22 de febrero | 22:12

El mediodía del 21 de febrero se vio sacudido por la violenta represión desatada por la Policía en Malvín Norte.Con la excusa de la búsqueda de un presunto delincuente los efectivos policiales realizaron disparos en una esquina del barrio (no está claro el tipo de arma procedente), y una detención arbitraria contra un menor de edad, lo que motiva que las vecinas (en gran parte mujeres) respondieron gritando ante esa actitud.

Estos agentes procedieron, cómo no puede ser de otra manera, de forma violenta: empujones contra una señora mayor, golpes de puño y disparos de balas de goma contra mujeres que se encontraban presentes. No es de despreciar el pequeño gran detalle que no se menciona en gran parte de los informes periodísticos: los disparos de balas de goma fueron realizados a escasos metros, directo contra las personas y con un ángulo de tiro cercano a los 90 grados; ya sabemos las consecuencias para las personas presentes o cercanas al hecho que pueden implicar balazos y perdigones realizados de esta forma.

Luego de todo esto el efectivo responsable del disparo se retiró de la escena conduciendo su móvil URPM - RB23 y chocó con el otro móvil URPM - RB32 Los policías huyeron cobardemente de la escena, omitiendo asistencia a las propias personas que provocaron las heridas.

Los disparos a quemarropa tuvieron como saldo 3 mujeres heridas. De las tres, una vecina recibió perdigones en abdomen, tórax, y cara quedando en Block Quirúrgico; la persona de mayor edad con heridas de perdigones en el brazo derecho; y su hija presentó una herida en la pierna derecha.

Algunas fotos de la salvaje represión que se difunden en las redes sociales:

Los videos grabados por los propios vecinos demuestran la ferocidad con la que actuó la Policía.

Cuando todo parece jodido y hay tanta impunidad, aparecen los apoyos de los vecinos que abrazan a las que sufren la violencia policial a diario y no las justifican.

En la mañana del 22 de febrero el Mercado Popular de Subsistencia (MPS) de Malvín Norte emitió un comunicado sobre lo sucedido, en el que además de describir el hecho represivo, enfatizan en lo fundamental para la construcción de comunidad: la solidaridad y el repudio de la represión, en un barrio que sufre el accionar policial.

Un barrio que sufrió el asesinato de joven estudiante Santiago Yerle en 2004 y que hace unos meses fue víctima de días de represión bestial a fuerza de balas en las inmediaciones de la olla popular de Boix y Merino.

Te puede interesar: Represión policial en Malvín Norte

La nefasta cobertura de los medios de comunicación

Pero otro aspecto que lamentablemente no nos llama la atención, es la cobertura de la prensa, en este caso además de mencionar insistentemente de que fue un incidente en lugar de una represión, los medios masivos dicen mil veces que utilizaron munición no letal; a tal punto que es colocado en los titulares de cada una de las notas de prensa ¿esto minimiza el hecho de represión a la pobreza? ¿Hay que darles una medalla a los policías porque no utilizaron balas de plomo como en varias otras que sucedieron y que acontecen diariamente en los barrios pobres?.

Por otra parte, Montevideo Portal y su periodista Miguel Ángel Chagas van a un
nivel más profundo de justificación de la utilización de balas de goma contra las
mujeres que estaban allí presentes y empujones hacia una cañada. El periodista de
este medio y de la radio estatal Radio Uruguay sostiene que no solo fueron “incidentes”, también “un policía pasaba revista a un sospechoso”, agregando que “llovieron piedras”, y que “un agente sacó el celular para registrar los incidentes y una mujer se lo tiró a una cañada”, pero “hubo disparos con munición no letal”.

Ante tanta bestialidad justificada por los medios masivos de comunicación nos cabe preguntar:

¿Esto fundamenta el hecho que un vecino fue empujado a una cañada, una señora mayor fue empujada brutalmente y 3 mujeres fueron heridas con balas de goma y perdigones? ¿La represión contra los pobres puede justificarse cuando se va a buscar a un presunto delincuente? En caso de que fuera cierto ¿vale más un celular que la integridad física de 3 mujeres cuando el agente pudo evitar la provocación de grabar con su celular? E insistimos al igual que la prensa burguesa insistió con las balas de goma: ¿El destacar el uso de balas de goma hace merecedores de una recompensa a los responsables de balear a quemarropa en escasos metros y con un ángulo de 90 grados contra las personas allí presentes?.

Sí, esto es el encubrimiento de la criminalización de la protesta, la cara más cruda del odio de la Policía contra los pobres. Los que se encargan de molestarlos diariamente, especialmente contra los jóvenes, los que ante la duda disparan primero y preguntan después, los que pretenden buscar una excusa para justificar todo este desprecio contra la juventud pobre y contra quienes no se someten ante el absurdo de los antojos de los agentes del orden.

Cómo comunidad corresponde expresar nuestro repudio y solidaridad con las personas que sufren la violencia policial, desnaturalizar y cuestionar la represión. La violencia de un aparato policial que es parte de la institución Policía que despliega su odio contra los más oprimidos por este sistema; y la violencia de la prensa masiva que apunta contra las más vulnerables y justifica todo esto, lamentablemente ejemplos sobran de semejante complicidad.






Temas relacionados

prensa masiva   /   Abuso policial   /   Política Uruguay   /   Brutalidad policial   /   Montevideo   /   Violencia policial

Comentarios

DEJAR COMENTARIO