Política Uruguay

OPINIÓN

Mujica prepara el terreno del ajuste contra los trabajadores

Como Lacalle Pou, Sanguinetti y otros Mujica prepara el terreno del ajuste contra los trabajadores. Ofrece una cosmética “reforma” de la política a cambio del aumento de la edad jubilatoria por cinco años.

Martes 26 de marzo | 14:14

Foto: Radio Uruguay

José Mujica en declaraciones a Radio Uruguay planteó en la jornada de ayer como una medida inevitable la reforma de las jubilaciones a la vez que planteó el terreno para las medidas de “reforma política” de su sector partidario, como una manera de mostrar que ellos mismos se van a “ajustar” junto al pueblo.

Las palabras de José Mujica no son inocentes, no solo intenta introducir una discusión en la campaña electoral, sino que además prepara el terreno como hombre del régimen del Club Naval para el ajuste sobre la clase trabajadora y el pueblo oprimido, gobierne quien gobierne a partir de 2020 el consenso de los partidos mayoritarios del régimen es unánime para pasarle la factura a los trabajadores de una fiesta a la que nunca fueron invitados.

A pocas horas de la represión en la Marcha por el Agua, ante el silencio o respaldo (como era de esperar) de la derecha y la defensa de lo indefendible desde filas del Frente Amplio aparece este anuncio. Y es que lo que pasó no es ni un accidente, ni un hecho aislado (hay antecedentes conocidos) como tampoco es casualidad que la infiltración y represión sea contra aquellos que se oponen al plan de UPM2.

Te puede interesar: Comunicado CTS sobre la represión en la Marcha por el Agua

Es todo un anuncio programático del régimen hacia futuro, represión a la protesta social y anuncios de ajuste para el futuro próximo. Quienes se oponen al modelo de país sujeto al gran capital sufrirán sus consecuencias. A no confundirse con esto, quienes defienden la infiltración y represión de la protesta social están con la defensa de la mugre de los servicios de inteligencia de la dictadura, están con el control y represión social y político de todos aquellos que nos oponemos a la miseria y barbarie capitalista, están con la impunidad del régimen del Club Naval y esto es un anuncio de lo que se viene en un futuro no muy lejano.

Gane quien gane hay ajuste

La operación para justificar el ajuste contra la clase trabajadora ya empezó y Mujica le hace un gran favor a todos los partidos ajustadores (incluido el mismo Frente Amplio) que están en plena campaña electoral.

La operación no es solo para asociar una medida de “gestión” (para la alegría de los empresarios) pegada con una demagógica de “reforma política”, sino que busca la mansedumbre futura de los trabajadores y el pueblo frente al ajuste que se viene luego de la orgía electoral.

La "reforma" jubilatoria parece ser el buque insignia y con la brutalidad de 5 años de aumento. Se pretende que los trabajadores y trabajadoras que trabajaron 30 y 35 años ahora deban trabajar más sólo para que los sectores sociales que ganaron con el modelo económico (los grandes empresarios) sigan ganando. Manteniendo por ejemplo como principales fuentes por ingresos impositivos para el Estado el Impuesto a los Salarios (IRPF) y el IVA que afectan principalmente a los trabajadores. Además que luego de décadas de trabajo, cuando el cuerpo queda «roto», quieren que sigamos rompiéndonos el cuerpo y la salud por más años para poder jubilarnos.

La transacción que ofrece Mujica es sencilla, el robo de miles de millones de dólares de los bolsillos de los trabajadores uruguayos a cambio de una serie cosmética de reformas sobre "los políticos" que no les va a costar más que algunos pocos millones.

Te puede interesar: Las candidaturas en el FA: nada nuevo en el horizonte

Por supuesto que Mujica nada habla de las exoneraciones fiscales que le hacen a los capitalistas, las zonas francas, de los beneficios que tiene la casta militar, los beneficios de la rosca financiera que especula con la deuda externa, o el negocio de las propias Afap’s, las ganancias millonarias de los sojeros que ganan cientos de millones de dólares destruyendo la tierra y los ríos. No menciona nada de eso porque estas reformas son para beneficiar la ganancia de los sectores capitalistas.

Para él, su partido y los partidos derechistas, mejor ajustar a los trabajadores que es la medida de “cambio” histórica de todos los gobiernos, siempre se les pide el sacrificio a los trabajadores, ahora edulcorado con la “reforma política” para que el trago no sea tan amargo.

Al igual que otros candidatos electorales del régimen como Lacalle Pou, Sanguinetti y otros, Mujica se suma al coro de la necesidad de la “reforma” pero diciéndolo con más descaro, prácticamente en la misma medida que las declaraciones de la candidata del Partido Nacional Verónica Alonso.

Movimiento sindical

Hasta ahora desde el movimiento sindical no ha surgido un rechazo claro sobre estos anuncios venidos del conjunto del régimen político. Este silencio del movimiento sindical es otro elemento más de un panorama sombrío que amenaza a la clase trabajadora uruguaya, no solo por los golpes a sus condiciones de vida que se pueden venir, sino también por la desarticulación de sus herramientas de resistencia y lucha más elementales.

El falso argumento del promedio de la edad de vida

Las “reformas” contra el sistema de pensiones y jubilaciones son parte de una política que impulsan los gobiernos de todos los países y una exigencia de los capitalistas en todo el mundo, agenda que se busca imponer en todos lados sistemáticamente desde la crisis mundial de 2008. En Argentina el gobierno de Mauricio Macri implementó una reforma al sistema de pensiones, en Brasil y otros países se impulsan lo mismo.

Te puede interesar: Bolsonaro acelera el ataque a las jubilaciones en medio de un torbellino político

La “reforma” jubilatoria es gemela a la “reforma” (flexibilización) laboral (que por lo que se dijo antes, siempre vienen juntas, aunque por ahora en Uruguay solo hablan de una sola), son reformas para recuperar la ganancia capitalista.

Constituyen la última “ola” de la agenda neoliberal a nivel mundial, término que tanto les encantan usar a los progresistas para polarizar y ganar votos, pero en los hechos aplican los planes internacionales a pie juntillas como en este caso.

Para hacer pasar estas “reformas” la clase empresarial y sus operadores políticos e intelectuales, utilizan el argumento del aumento del promedio de la edad de vida de los trabajadores. A partir de lo cual los empresarios buscan aumentar sus ganancias, y usan como excusa justamente esto para convencer de la “necesidad” de realizarla, so pena de que se agrande el déficit fiscal de los Estados. Lo que nunca se menciona es el verdadero origen de los déficit, que son todas las ventajas impositivas que tiene la clase capitalista, el negocio financiero de las deudas externas, el gasto militar, entre otras políticas que siempre benefician a esa clase social.

Clase contra clase

Es claro que los capitalistas y sus operadores políticos (derechistas y progresistas) ya hacen resonar sus tambores de guerra contra los trabajadores y el pueblo oprimido.

Queda claro el consenso que hay para hacerle pagar el costo de la crisis capitalista y el estancamiento del “modelo” económico uruguayo a los trabajadores y queda claro también que tan lejos están dispuestos a llegar si surge la oposición social al ajuste como lo demuestra la represión contra militantes sociales en la Marcha por el Agua.

Los trabajadores y el pueblo oprimido amenazados de ser hundidos cada vez más en la esclavitud del capital y la miseria que éste genera, deben salir a luchar contra estos planes y no dejarse convencer por los discursos que hablaran de la “necesidad”, de que “no será tan grave”, de que “no es para tanto”, de que “no me afectará demasiado”. Como siempre ha pasado en la historia las “reformas” ajustadoras siempre empiezan por un lugar, pero nunca se sabe dónde terminan, eso solo lo determina la sed de ganancia capitalista o la resistencia de los trabajadores.

Pero esta resistencia no podrá ser efectiva, si ella misma no se levanta como un gran movimiento combativo e independiente de los intereses del capital (nacional y transnacional) junto a sus operadores políticos (progresistas o derechistas). Que desde las bases les impongan a las direcciones anquilosadas y burocráticas del movimiento obrero el combate por la derrota de estos planes y la represión que viene asociada a ellos.






Temas relacionados

Contrarreformas   /   Reforma previsional en Brasil   /   Política Uruguay   /   Reforma jubilatoria   /   Uruguay   /   Reforma previsional    /   Jubilaciones   /   Dictadura uruguaya   /   Elecciones en Uruguay   /   Frente Amplio

Comentarios

DEJAR COMENTARIO