Sociedad

VILLA CONSTITUCIÓN

Más de 30 familias se radican en Unión en busca de viviendas

En la costa del Paraná, ubicada en barrio Unión desde calle Jorge Newbery hasta la Zona Franca, se encuentran vecinos construyendo viviendas ante una crisis que afecta a las familias que no pueden pagar un alquiler.

Fabricio Rodríguez

Referente del PTS Villa Constitución

Martes 20 de octubre | 09:10

Como es de público conocimiento Villa Constitución está entre las regiones con más desocupación y se agrava con una crisis económica y sanitaria que golpea fuerte a trabajadores y sectores populares. Ayer por la tarde desde La Izquierda Diario visitamos barrio Unión y charlamos con Hernán Rojas y Maia Carrizo de la Comisión Vecinal para conocer la situación que se replica en distintos lugares del país: como Guernica en Buenos Aires, Tío Rolo y Zona Oeste en Rosario, por nombrar algunas. Desde que comenzó el aislamiento social y obligatorio en nuestra ciudad más de 30 familias se encuentran ocupando tierras por falta de viviendas. Son trabajadores que fueron empujados a la pobreza y no pueden pagar un alquiler.

Te puede interesar: Más de 80 familias toman territorios en zona oeste por falta de vivienda: los amenazan con desalojos

“En la pandemia mucha gente se quedó sin trabajo, en su momento tuvo la oportunidad de alquilar y ahora lamentablemente en barrio Unión se está generando una población fuera de lo normal” declaró Maia para La Izquierda Diario. “Quisiera que las autoridades vengan y vean que no les estamos mintiendo. Hay una realidad que la estamos viviendo nosotros como Comisión. Son vecinos nuevos que se están sumando al barrio y necesitan tener agua corriente y luz”, desde que comenzaron las familias a construir un techo para vivir, exigen al gobierno local alto tan básico y elemental como agua. Además contó preocupada que provisoriamente se iluminan con una instalación de luz precaria que trasladan hasta la costa, “están hechas con alambre y cables de teléfonos, se la están tratando de ingeniar. Es peligroso porque hay chicos”.

Te puede interesar: Villa Constitución: déficit habitacional y alquileres por las nubes

Por otro lado, contaron que las familias están tratando de subsistir con la solidaridad del barrio, los niños y niñas se sumaron al comedor y fueron registrados en Acción Social: “ahora faltan las obras, lo más indispensable es el agua y la luz. Paola Bagnera, Soledad Ojeda y Javier Garceche no nos dieron respuestas como Comisión. Nosotros se lo hicimos saber desde el primer momento, ahora van a tener que brindarle ayuda a la gente que la está necesitando. Es obligación asistirlos, seguramente crezca el río y va a generar un problema más grave todavía porque hay más de 30 familias”. Las casas que se están construyendo son precarias, si llueve la zona se inunda y si crece el río tendrán pérdidas importantes.

También comentó que hay una comisión de mujeres que está trabajando para auxiliar a las familias. “Somos 6 mujeres que estamos trabajando en el comedor y aparte trabajamos en mi casa brindando lo que necesitan. El comedor solo abarca de 2 a 12 años. Nosotros nos pusimos en marcha para ayudar a los que tienen menos de 2 años, a los mayores de 12 años y también a los padres”.

Por último, contó que “hay adolescentes en el barrio que están sin clases” y se pregunta “¿qué va a pasar con ellos? Ojalá que ellos también se consideren y se hagan proyectos de arte, de música, de algo para llamarles la atención. Tienen toda una vida por delante.”

Estamos ante niveles altos de contagios y con un sistema de salud al borde del colapso, Jorge Berti y Javier Garceche dicen constantemente “quedate en casa” responsabilizando a las familias por la propagación del virus mientras Acindar nunca dejó de trabajar siendo un foco importante. Los distintos gobiernos en todos sus niveles miran para el costado ante la desinversión del sistema sanitario y solo recomiendan mantener las condiciones de higiene y la distancia social. Las familias de barrio Unión que están construyendo sus casas no tienen agua para limpiarse, ningún servicio para vivir y no tienen posibilidad de mantener la distancia. Como en muchos otros territorios, son mujeres sostén de familias quienes están al frente de resistir esta situación y le ponen el cuerpo a una realidad que les toco sin elegirla. Muchos tienen trabajos informales que están por debajo de un salario mínimo y es todo el ingreso que tienen para una familia. En este contexto se vuelve urgente la necesidad de que el pueblo trabajador se solidarice con las familias que pelean por un techo para vivir.

Te puede interesar: UOM Villa Constitución y ambas Comisiones Internas de Acindar apoyan la lucha de Guernica






Temas relacionados

Toma de tierras   /   Guernica   /   Villa Constitución   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO