Internacional

SAHARA OCCIDENTAL

Marruecos expulsa a periodistas extranjeros para evitar testigos en el “juicio farsa” a una activista saharaui

Marruecos expulsa a 3 abogados españoles que querían asistir como observadores internacionales al “juicio farsa” contra la periodista saharaui Nazha El Khalidi, a la que piden dos años de carcel por grabar la brutal represión contra la poblacion de los territorios ocupados.

Jorge Calderón

Historiador y Profesor de Secundaria, Zaragoza

Miércoles 26 de junio | 19:06

Foto: Cartel de la campaña de Amnistía Internacional

De nuevo la Monarquía Autoritaria y Absoluta de Mohamed VI (el gran amigo y “hermano” de Felipe VI), vuelve a demostrar claramente que no quiere “testigos incómodos” que pueden denunciar al resto del mundo, la brutal represión que ejerce diariamente contra la población saharaui.

Este pasado domingo 16 fueron expulsados tres abogados del Consejo General de Abogacía del Estado español que pretendían participar como observadores internacionales en el juicio, que se reanuda este lunes, contra la periodista saharaui Nazha Khatari El Khalidi. Tras llegar a la capital del Sahara ocupado,

El Aaiún, desde Canarias, no pudieron bajar del avion. En el mismo fueron informados por la policía marroquí, que su presencia allí era “no grata”, y a pesar de que pidieron una orden de expulsión por escrito, sin mas explicaciones ni documentos fueron obligados a volver de vuelta a Gran Canaria.

Con estos 3 abogados, ya son mas de 12 abogados y periodistas de diversos países, los que han sido expulsados por las autoridades marroquis, para evitar que pueden asistir al proceso judicial contra esta activista, que se celebro el pasado 24 de junio y cuya sentencia se conocerá el próximo 8 de julio.

Sahara Occidental, un desierto para el periodismo

Este es el revelador titulo de informe elaborado por sección española de Reporteros sin Fronteras (RSF), en el que denuncia el “silencio informativo” impuesto por la brutal represión marroquí, y del que el caso de de Nazha es un claro ejemplo.

Esta joven periodista fue detenida el pasado 4 de diciembre, cuando grababa una manifestación en El Aaiún, convocada a raíz de la reanudación de negociaciones en Ginebra entre el Frente Polisario y el Reino de Marruecos para resolver el conflicto en el Sahara Occidental, que ya ha cumplido 43 años.

Según denuncio posteriormente, esta activista: “Yo estaba grabando en la Avenida Smara; no duré allí ni cuatro minutos cuando me detuvieron, me golpearon y me llevaron a la fuerza a un coche de policía. Estuve en comisaría horas, sufriendo malos tratos y bajo interrogación”.

De hecho ella misma pudo grabar un vídeo, que pudo subir a las redes sociales, que captura el momento en el que la policía la persigue, para posteriormente golpearla y confiscarle su teléfono.

No es su primera detención ya que el el 21 de agosto de 2016, fue también detenida cuando cubría una manifestación de mujeres. La policía marroquí le confiscó la cámara y pasó una noche en el cuartel de gendarmería bajo interrogatorio y torturas, también sin cargos.

Actualmente si que afronta importantes cargos ya que le piden dos años de cárcel y una multa de 120 dirhams (11 euros) a 5000 dirhams (460 euros). La acusación es por “usurpación de la profesión” por no tener un título oficial.

Esto es un gran contrasentido ya que los colectivos de periodistas saharauis no están reconocidos por las autoridades de ocupación marroquíes, por lo que realizan su trabajo en la clandestinidad.

El caso del que hablamos es el ultimo de una larga lista de ataques contra la libertad de información y expresión ejercidas por la potencia ocupante contra el colectivo periodístico. El periodista saharaui Mohamed al-Banbari, esta condenado a seis años de prisión por informar sobre manifestaciones en la ciudad ocupada de Dajla.

En los últimos años, cada vez son mas los saharauis que se atreven a enseñar al mundo lo que está pasando en su territorio. Ante esto, Marruecos ha reaccionado de la única forma que sabe, con mas represión, con constantes detenciones arbitrarias, condenas, agresiones físicas y represalias contra estos informadores.

Esta gran valentía ha sido reconocida internacionalmente. Recientemente Equipe Media, un colectivo de periodistas que graba y comparte en redes sociales los abusos cometidos por autoridades marroquíes en el territorio y al que pertenece Nazha, recibió el XII Premio Internacional de Periodismo Julio Anguita Parrado.

Las denuncias contra esta represión informativa, se dan con cada vez mas fuyerza. Organizaciones, como Reporteros sin Fronteras, la irlandesa Front Line Defenders o El Grupo de trabajo de detenciones arbitrarias de la ONU piden a Marruecos que ceses este acaso sistemático .

Fin a la ocupación y a la sangrienta represión constante. Por la autodeterminación del Pueblo Saharaui

Esta vergüenza ya ha durado demasiado. Los saharauis llevan mas de 130 años sufriendo una ocupación injusta, una represión feroz y un destierro aterrador. Primero, como colonia, sufrieron la presencia y el expolio del Estado español para después tras la retirada de este en 1975, sufrir las mismas horribles condiciones de vida a manos de la monarquía marroquí.

Ningún país del mundo reconoce el Sahara Occidental como parte de Marruecos. Pero los intereses de sus aliados (los gobiernos de Francia y EEUU, y las grandes empresas españolas) hacen que Marruecos no sienta ninguna urgencia por encontrar una solución.

La monarquía española tras abandonar a la población saharaui en 1975 y “entrégasela en bandeja” a al tirano y sanguinario Hassan II, sigue apoyando a su sucesor, su hijo Mohamed VI, en su ocupación y represión constante al pueblo saharaui.

Nada pueden esperar los saharauis de los gobiernos árabes u occidentales, que llevan décadas “dando largas” prometiendo un referéndum de autodeterminación que nunca llega Es necesario una respuesta firme, una la lucha por su autodeterminación y la presión constante, incluyendo los grupos de apoyo a nivel internacional, para que por fin consigan su autodeterminación y así puedan volver los más de 120.00 saharauis que viven en los campos de refugiados construidos en Tinduf en el desierto de Argelia.






Temas relacionados

Sahara   /   Saharauis   /   Sáhara Occidental   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO