“Las causas de los derechos humanos nunca fueron prioridad para los distintos gobiernos de nuestro país”

Nibia López es integrante de la Asociación de ex pres@s polític@s del Uruguay Crysol. En entrevista exclusiva, opina sobre el #8M, la Campaña Vivir Sin Miedo y el estado de las causas de derechos humanos a partir de la destitución de Manini Ríos.

Karina Rojas

Pan y Rosas Uruguay

Viernes 22 de marzo | 18:10

Foto: Programa Crysol en Radio Nacional

1) ¿Cómo surgió la idea de participar del 8M pasado?

NL: “En realidad Crysol siempre participa de las movilizaciones del 8 de marzo y de otras movilizaciones. Lo único que ahora hicimos un cartel diciendo que las ex presas políticas estamos presente. Más allá de las limitaciones de las propias compañeras que capaz no pueden caminar y hacer el recorrido de toda la marcha, por eso se decidió pararse en la Plaza de los Bomberos. La idea es participar y estar en todas las expresiones que tienen que ver con los reclamos de la gente. Es la definición que tiene Crysol de participar en los más que pueda en todo”.

2) ¿Qué opinión te merece, siendo ex presa política, la Campaña Vivir Sin Miedo que impulsa Larrañaga?

NL: “Bueno, la derecha en general viene haciendo una campaña bastante densa con respecto al tema de la seguridad y Larrañaga es parte de esa movida. Una movida que involucra a los partidos de derecha y a los grandes medios de comunicación que también hacen “circo” todo lo que pueden. Es una manera de generar miedo en la gente, esa cuestión de sentir que no podés ir ni a la esquina. Y también tiene que ver con la vigencia que tenemos en nuestra realidad de la impunidad, más allá de que la impunidad viene desde cuarenta años atrás. Esa cultura de la impunidad yo creo que tiñe también a la sociedad actual y mucha gente se cree que puede hacer justicia por mano propia. Un poco lo que pasó con el gurí que estaba haciendo la grafiteada y que lo mataron y que todavía no sabemos cómo ni quién fue. Yo creo que la iniciativa de Larrañaga tiene que ver con todo eso, no? Con toda una franja, una clase social, que sostiene una política que es la de generar inseguridad y miedo a la gente y decir que toda la culpa es de Bonomi y de este o del otro, pero que se pueden hacer cosas y que no siempre van a ser castigados”.

3) Frente a la reciente destitución del ex Comandante del Ejército Manini Ríos, ¿cuál es tu visión acerca del estado de las causas de derechos humanos que hoy se encuentran en la Justicia?

Manini Ríos

NL: “Para nosotros no cambia mucho, si bien ha habido algunos pequeños avances a partir del 2005, del gobierno “progresista” digamos, es poco y lento, sacando todas las chicanas, las maniobras y desplantes que venía haciendo Manini Ríos. En realidad, el tema de las causas de los derechos humanos nosotros creemos que nunca fueron prioridad para los distintos gobiernos de nuestro país luego de la dictadura y en especial tampoco lo fueron para el gobierno “progresista” desde el 2005. No se asumió como una prioridad ni se asumió como parte de un programa de gobierno, ni tampoco como Estado como pasó en Argentina. Allí se actuó conforme a eso, y acá esto no pasó. En Argentina crearon organismos especializados, se generó una cantidad de infraestructuras y de equipo especializados que acá nunca, lo único que se llegó a conocer fueron algunas etiquetas como la Oficina de Investigación para las Causas que nunca en realidad funcionó como tal. Se identificaron 5 desaparecidos en todo este tiempo, 4 porque se ubicaron en enterramientos y 1 porque el médico guardó un cráneo durante años y años, que es el caso de Gomensoro Josman. Las víctimas son las que tienen que ocuparse de conseguir abogados, pagarlos, conseguir la información, o sea todo el trabajo lo tenemos que hacer las víctimas de los delitos de lesa humanidad. La Suprema Corte de Justicia asume desde hace mucho tiempo una postura totalmente en contra de lo que son los procesos de las causas por delitos de lesa humanidad. Como decimos nosotros, “la muralla de Ruibal Pino sigue entera y potenta”. Y cambian los integrantes de la Suprema Corte de Justicia y sin embargo siguen en la misma tesitura en su mayoría, hay solo un voto en minoría. Hay alrededor de 30 pedidos de procesamiento y desde hace más de 2 años que siguen ahí estancados. Algunos fueron solicitados por Ana Tellechea que ya hace bastante tiempo que está jubilada. Lo que sí vemos como positivo es que se haya nombrado a Perciballe como fiscal para las causas de delitos de lesa humanidad, que pensamos que está trabajando muy bien a pesar de que le faltan muchos recursos humanos y materiales para hacer todo lo que tiene por delante. Se trata de expedientes de varios kilogramos cada uno, cuyas denuncias vienen de la salida de la dictadura. Y lo de Manini es también producto de la formación y que se ha seguido sosteniendo la cultura de la impunidad durante todos estos años en que no cambiaron cosas muy de fondo como es la formación de la Fuerzas Armadas, el Liceo Militar, la Escuela Militar, la Escuela de la Fuerza Aérea, etc etc. Siguen teniendo la misma formación que tenían cuando la dictadura.

Te puede interesar: Manini Ríos: ¿Derecho para el enemigo?

Entonces, si no se cambia eso, los que salgan de ahí, no se va a poder cambiar nada. Y con este hombre que asumió en lugar de Manini, pensamos que no cambia nada, no cambia absolutamente nada, es la misma escuela, la misma formación, la misma postura”.

Te puede interesar: Todos le hicieron el juego a Manini Ríos






Temas relacionados

#8M   /   Derechos Humanos   /   Uruguay   /   Militares   /   Dictadura uruguaya   /   Presos políticos

Comentarios

DEJAR COMENTARIO