Cultura

CULTURA

La vida de León Trotsky en cine y televisión

En dos filmes sobre Frida Kahlo aparece el líder bolchevique. Existen rarezas como el filme de Jacques Kébadian, cortometrajes en línea y una serie que resulta tener una visión sesgada de la vida de Lev Davídovich Bronstein.

Lunes 20 de agosto de 2018 | 19:36

La vida de León Trotsky ha sido llevada a la pantalla grande en pocas ocasiones, al contrario de la vida de Lenin, que prácticamente en el cine soviético fue un género cinematográfico. Haremos un pequeño recuento de las producciones televisivas y cinematográficas que se han hecho sobre Trotsky.

La película El asesinato de Trotsky (1971) del director estadounidense Joseph Losey fue realizada en la Ciudad de México y el actor inglés Richard Burton interpreta al líder soviético que es alcanzado por la mano de un sicario al servicio de Stalin.

Cuarenta años más tarde se hace una nueva versión del homicidio. Esta vez el español Alfonso Echevarrías dirige los actores Henry Goodman y Alfonso Herrera como Lev Davídovich Bronstein y Ramón Mercader respectivamente en El elegido (2016). La buena aceptación de la obra hizo que Netflix la pusiera en su catálogo.

Quien dio refugio al ruso en México fue la pareja de artistas Frida Kahlo y Diego Rivero, en dos filmes sobre la pintora mexicana aparece Trotsky; Frida, naturaleza viva (1983) de Paul Leduc con actuaciones de Ofelia Medina y Max Kerlow; Frida (2002) de la directora estadounidense Julie Taymor protagonizada por la Salma Hayek y con la participación de Geoffrey Rush.

En la película Esperanza (1986) dirigida por el realizador ruso-mexicano Sergio Olhovich el actor Lev Lemke hace una pequeña participación con el personaje de Trotsky.

El francés Jacques Kébadian, ex asistente de Robert Bresson, realiza un mediometraje llamado Trotsky (1967). Los directores Daniel y Jürgen Ast hacen el documental para la televisión alemana Trotzki (2007).

El documental Asaltar los cielos (1996) de José Luis López-Linares y Javier Rioyo hace un retrato de Jacques Mornard/Ramón Mercader. Aquí aparece también Estaban Volkov, nieto de Davídovich Bronstein.

En Argentina se produce un cortometraje que se puede encontrar en línea llamado Mi nombre es Trotsky (2011) de Hernán Aragón y Javier Gabino la historia que se centra en la entrevista del líder ruso ante la Comisión Dewey que se realiza para refutar las acusaciones que se hacen en contra del exiliado desde Moscú.

Este año se estrenó en la televisión pública mexicana la serie Trotsky: el rostro de una revolución (2017) del director Alexander Kott al ser una súper producción para conmemorar los 100 años de la Revolución Rusa está impregnada de la visión de la oligarquía en el poder encabezada por Putin.

Leer:Presenta canal de televisión pública en México la serie "Trotsky el rostro de una revolución"

Esta serie producida por instancias culturales del gobierno de Vladimir Putin, está dedicada a tergiversar la historia de la revolución bolchevique y en especial a León Trotsky.

Esto obedece a que conforme la restauración capitalista va confirmando que el capitalismo que fuera abrazado hace un cuarto de siglo por las naciones dominadas por la burocracia stalinista, de dentro y fuera de la URSS, hoy en día significan la peor de las miserias. Al tiempo que las condiciones de vida recuerdan la miseria económica del zarismo, mientras, Putin y su gobierno, hacen una serie propagandística, que pretende reinterpretar a Trotsky con la ideología de la época del zar y de paso lavándole la cara un poco a Stalin.

Quizás sea la obra que contiene más mentiras y tergiversaciones por minuto como se demuestra en esta nota y en esta otra, que se hicieron reseñando sólo el primer capítulo.

Y es que el descontento social en Rusia y otros lares del mundo hace que las masas explotadas comiencen a mirar hacia los revolucionarios de antaño. Resurgen las figuras de Marx, Lenin y Trotsky, y particularmente en Rusia el gobierno reaccionario ve como su principal enemigo al constructor del Ejército Rojo.

En 2006 el cineasta Adolfo García Videla autodenominado "argenmex" (tuvo que salir de Argentina por la persecución de la dictadura y realizó gran parte de su carrera en México) estrenó Trotsky y México. Dos revoluciones en el siglo XX. Ese mismo año, presentando esta película en Buenos Aires, en el Hotel Bauen (recuperado por sus trabajadores), junto a Esteban Volkov –nieto de León Trotsky, también radicado en México–, explicó en un reportaje:

“lo que me interesaba fundamentalmente era reconstruir esta historia en este momento como una posibilidad de volver a pensar el socialismo y los caminos posibles, los errores cometidos. Trotsky era un gran defensor de la democracia dentro del socialismo. Y cuando le gana Stalin, ya sabemos que se forma una dictadura feroz, cerrada, vertical absolutamente. Entonces, ése es uno de los factores por los que lucha. Repensar esto era mi idea fundamental”.

Puedes ver más información aquí: Falleció el cineasta Adolfo Garcia Videla

Finalmente hablaremos de la película documental El asesinato de Trotsky. Este documental goza de absoluta credibilidad toda vez que participaron en ella reconocidos trotskistas, simpatizantes e intelectuales cercanos, quienes con su comentarios van desarrollando el relato histórico-político. Entre ellos Manuel Aguilar Mora, Alejandro Gálvez Cancino, Adolfo Gilly, Guillermo Almeyra (colabora con el guión), Alberto Fernández hijo de uno de los fundadores del trotskismo mexicano en los treintas, Octavio Fernández. Además de Olivia Gall y Claudio Albertani. Esta obra fue realizada por el canal de TV History Channel en 2007.

Posteriormente este mismo canal sacó otra versión en el que aparece el viejo militante e historiador del trotskismo Jean Jacques Marie. Lamentablemente la intención de este nuevo guión es desvirtuar el papel de histórico de Trotsky, contrastando la visión de Marie y la de El asesinato de Trotsky con varios periodistas de derecha e incluso el historiador stalinista Panchenko. (Trotsky el revolucionario 2011)






Temas relacionados

Trotskismo   /   León Trotsky   /   Historia   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO