Internacional

ESTADOS UNIDOS

La tormenta Harvey hace colapsar dique en Houston y aumenta el alerta en la región

Es en el condado de Brazoria. Las autoridades piden “salir ahora” a los habitantes. Trump llegó a Texas para evaluar los daños producidos por las lluvias que son record histórico para la región.

Martes 29 de agosto | 15:28

El agua acumulada en zonas del sureste de Houston (Texas) por las intensas lluvias de la tormenta tropical Harvey ha alcanzado los 1,25 metros. Se trata de un récord histórico en ese estado, según informó Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU.

La intensidad de las precipitaciones está inundando varias zonas del estado. En el condado de Brazoria, al sur de Houston, las autoridades alertaron a la población para que evacúe el lugar luego del colapso del dique en los lagos de Columbia, desbordado por las intensas lluvias de la tormenta Harvey, que continúa azotando la región. “Salir ahora” pedía en la red social, twitter, desde las autoridades del condado.

El CNH informo que los pluviómetros de Texas indican que "se ha roto el récord de lluvia acumulada por un ciclón tropical en Texas", al alcanzar las 49,32 pulgadas (1,25 metros) en Mary’s Creek, al sureste de Houston, la cuarta ciudad más poblada de EE.UU.

La cantidad de lluvia es superior a las 48 pulgadas medidas en la localidad texana de Medina durante el paso de la tormenta tropical Amelia en 1978, precisó el NHC.

Lo cierto es que los meteorólogos han podido encontrar pocas comparaciones acerca de la magnitud de Harvey, y muchos aseguran que podría tener la magnitud del huracán Katrina, uno de los desastres naturales más costosos de la historia de Estados Unidos que devastó Nueva Orleans y dejó 1.800 muertos en 2005.

Según la CNH, las lluvias continuaran por varios días y alertaron nuevamente sobre las "lluvias torrenciales" que continúan cayendo sobre el sureste de Texas y suroeste de Luisiana.

En el área metropolitana de Houston viven unos 6,8 millones de personas. La misma continúa bajo el agua este martes, en algunas zonas a más de 1 metro de altura.

Alrededor de 9.000 evacuados ya están alojados en el Centro de Convenciones George R. Brown de Houston, donde la Cruz Roja daba comida y repartía ropa a los damnificados. "Sólo estoy tratando de mantenerme fuerte", dijo Julio Gamez a Reuters. Él fue evacuado al centro el sábado con su esposa luego de que el agua tapara su casa. "Perdimos todo. Pero al menos estamos a salvo".

La solidaridad no se hizo esperar, cientos de voluntarios se acercaban al centro a ayudar. "No podía quedarme más sentada en casa confortable mientras otros la están pasando mal", dijo Alvin Tan, de 31 años, un trabajador de la industria química de Houston.

Mientras la respuesta oficial todavía es lenta y en muchos casos deja a miles de migrantes indocumentados, que trabajan en esa zona próxima a la frontera con México, a su suerte. Las autoridades del condado de Brazoria, por ejemplo, exigen licencia de conducir o identificación a quienes vayan a solicitar ayuda.

Por su parte el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegó esta tarde al estado de Texas para evaluar el daño causado por la tormenta Harvey.

Trump llegó a Corpus Christi, Texas, y se reunió con el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, y su esposa, así como con el jefe de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA), Brock Long. Los senadores por Texas, Ted Cruz y John Cornyn, también se unieron a la comitiva presidencial en Corpus Christi y acompañarán a Trump durante parte de su visita.

Luego del informe de la situación, Trump aseguro que "No vamos a decir felicitaciones, no queremos hacerlo, no queremos felicitarlo", dijo Trump. "Nos felicitaremos unos a otros cuando todo haya terminado.".

“Queremos hacerlo mejor que nunca” afirmó Trump y agregó, "Queremos ser vistos en cinco años, en diez años a partir de ahora: esta es la manera de hacerlo".

Las palabras de Trump parecen querer disipar cualquier fantasma que lo relacione con la mala respuesta y los errores que cometió en 2005 el presidente George W. Bush con el huracán Katrina. En ese momento Bush fue duramente criticado por la tardanza en la respuesta que dio a la devastación que dejó en Nueva Orleans (Luisiana) el Katrina.

Todavía es pronto para saber el daño que dejará el paso de la tormenta Harvey por la zona. A los miles de evacuados que hay hasta el momento se suma la preocupación por cómo se ha afectado la producción de petróleo en una zona fundamental para la industria petrolífera de EE.UU., lo que ya está forzando al alza el precio de la gasolina en el país.






Temas relacionados

Estados Unidos   /   Donald Trump   /   Harvey   /   Tormenta   /   Texas   /   Cambio climático   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO