Internacional

ELECCIONES EN FRANCIA

La extrema izquierda francesa presentaría a un obrero como candidato a presidente

Se trata de Philippe Poutou, obrero de la fábrica Ford quien sería el candidato del NPA (Nuevo Partido Anticapitalista).

Charles Fire

Révolution Permanente

Sábado 18 de marzo | Edición del día

FOTO: Philippe Poutou, el viernes a la tarde en una conferencia de prensa para anunciar las últimas cifras de padrinazgos recolectados por el NPA. La base de 500 padrinazgos fue superada y el candidato anticapitalista deberá ser presentado para la primera vuelta de las presidenciales.

Para poder presentarse, tuvieron que sortear el mecanismo antidemocrático de obtener como mínimo 500 “padrinazgos” de funcionarios públicos. El sábado por la mañana será la confirmación oficial del Consejo Constitucional.

Un gran alivio que sigue con una campaña feroz

Philippe Poutou anunciaba: “Tenemos 523 padrinazgos que llegaron al Consejo Constitucional, de los cuales 11 lo hicieron a último momento a través de un correo acreditado por el Estado”. El candidato describió el gran alivio que hubo en el partido, que hizo lo posible en las últimas semanas para pasar ese muro antidemocrático que son los padrinazgos. Teniendo en cuenta que las invalidaciones de formularios es de alrededor del 1%, el obrero de Ford debería ser presentado el lunes en “el gran banquete de las presidenciales”.

Una presencia incierta hasta último momento

Los padrinazgos fueron muy duros de obtener, tanto porque las reglas se han endurecido como por que la política de los grandes partidos aleja a la población. Pero gracias a todos los militantes que fueron por las rutas, a veces durante semanas enteras, recolectando firmas, el candidato del NPA podrá participar “para cuestionar al sistema capitalista, para decir que es necesario dejar de agachar la cabeza”.

Para el lunes, antes del comienzo de la campaña, los militantes han organizado un festejo por esta primera victoria frente a una “democracia” en la que las cerraduras son más que duras de abrir. Pero como señalaba Philippe Poutou, “nuestra candidatura contrasta con sus costumbres corruptas, por lo que ¡debemos tomar nuestros asuntos en nuestras manos! Cuanto más sigan saliendo los escándalos, cuanto más pase el tiempo, tanto más motivados estamos para esta campaña”.

Dos comienzos de campaña: la marcha del 19 de marzo y la huelga de Ford el 20 de marzo

Evidentemente, esta puerta abierta le otorga al NPA una bocanada de aire para seguir adelante. Este domingo, los militantes organizaron encuentros y marcharán junto con la movilización por la Justicia y la Dignidad. Philippe Poutou recordó que uno de los pilares de la campaña será el combate contra los “prejuicios reaccionarios: el sexismo, la homofobia y todos los racismos”.

La marcha del día 19, a la que el NPA llamó a manifestarse masivamente, será el primer golpe de espada contra el Frente Nacional y los Republicanos que basan en el racismo sus negocios.

El segundo golpe de partida será este lunes, en Ford de la ciudad de Blanquefort, la fábrica donde trabaja Poutou: “Habrá una huelga en la fábrica donde trabajo, porque en dos años, si esto sigue así, no tendremos más trabajo”. Se trata de una movilización que va exactamente en el sentido que defienden los anticapitalistas: “No queremos más un programa que tire promesas al viento, queremos un programa que prepare las luchas por venir”. Y, evidentemente, las cuestiones del desempleo y de la precarización están en el corazón de las preocupaciones del heredero de Olivier Besancenot. Así es que estamos ante una nueva campaña que comienza, una “campaña política”.








Temas relacionados

Elecciones en Francia   /    NPA   /    Francia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO