DDHH

Justicia por Julio Castro pero la lucha sigue

En la semana el poder judicial condenó al genocida José Gavazzo por el asesinato del maestro y periodista Julio Castro, un triunfo en la lucha contra la impunidad que aún permanece.

Sábado 25 de abril | 18:48

En la semana el poder judicial condenó a José Gavazzo por el asesinato en la dictadura del maestro y periodista Julio Castro. El juez Nelson Dos Santos condenó al genocida por coautor de homicidio muy especialmente agravado. Se concluyó la responsabilidad de Gavazzo al estar al mando del departamento III del Servicio de Información de Defensa (SID). Bajo sus órdenes Juan Ricardo Zabala (Guardia Metropolitana) y Julio César Barboza (Ejército) secuestraron a Castro durante la dictadura en 1977. Pasando a ser un detenido- desaparecido, hasta el hallazgo de su cuerpo en 2011 con un orificio de bala en el cráneo y señales de tortura, durante las excavaciones del Batallón 14.

Zabala había confesado su participación en el operativo contra Castro bajo las órdenes del teniente coronel Juan Antonio Rodríguez Buratti, miembro de la SID. Por su parte Barboza inculpó a Gavazzo sobre su responsabilidad en el asesinato de Castro: "El jefe del departamento III en ese momento era el teniente general Gavazzo. Nada de lo que se hiciera allí era sin su consentimiento". De acuerdo al juez: "No es necesario que el jefe haya apretado el gatillo para comprometer penalmente su responsabilidad".

Te puede interesar: Con el hallazgo de restos de desaparecidos la impunidad no se termina

Gavazzo, reconocido genocida responsable de múltiples asesinatos durante la dictadura suma una condena más a su prontuario de lesa humanidad.

Asesinado por su militancia

Julio Castro era maestro, periodista y pensador, reconocido incluso internacionalmente por sus investigaciones pedagógicas y su actividad periodística en el Semanario Marcha. Su asesinato no fue casual sino que fue parte de un plan de exterminio llevado a cabo por las dictaduras sudamericanas contra militantes de izquierda y trabajadores.

Julio Castro también durante el momento en que fue secuestrado, era parte activa de la resistencia a la dictadura uruguaya y fue un activo colaborador en la asistencia a todas las personas perseguidas por la dictadura, ayudando en muchos casos para conseguir el exilio político.

Juzgado pero impune

El genocida Gavazzo ha sido juzgado por este crimen, así como fue juzgado antes por otros que cometió durante la dictadura. Pero goza de una impunidad especial, la que le otorga la prisión domiciliaria para pasar su condena en su cómodo domicilio en las afueras de Montevideo.

No es el único genocida juzgado que goza de este privilegio, además de los que se alojan en la famosa cárcel VIP construida especialmente para ellos.

Todavía estamos lejos de derrotar a la impunidad en Uruguay, por supuesto estas condenas son triunfos logrados por décadas de militancia del movimiento de DDHH.

Pero la lista de represores y crímenes impunes sigue permaneciendo con la complicidad del régimen del Club Naval. Por eso, mientras haya memoria las subsiguientes generaciones mantendremos levantado el puño luchando por la condena de los crímenes de la dictadura.

Te puede interesar: La impunidad y el rol de las FFAA en el régimen del Club Naval






Temas relacionados

Julio Castro   /   Dictadura   /   Gavazzo   /   Dictadura uruguaya   /   Impunidad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO