Internacional

14J HUELGA GENERAL

Jornada de huelga general en Brasil contra la reforma previsional de Bolsonaro

Las principales ciudades de Brasil amanecieron paralizadas este viernes por la huelga general contra los recortes y la reforma jubilatoria impulsada por el Gobierno de Bolsonaro.

Viernes 14 de junio | 09:16

Este viernes 14 de junio Brasil vive la primera huelga general convocada por varios de los principales sindicatos contra el Gobierno de Bolsonaro. Esta protesta tiene como objetivo mostrar el rechazo a la antipopular reforma previsional que es impulsada por el Gobierno con el visto bueno del Congreso, la corporación judicial y la cúpula militar.

La huelga de este viernes fue precedida por dos movilizaciones multitudinarias durante el mes de mayo, en contra de los recortes de hasta un 30% en el presupuesto educativo. Con los paros educativos ya habían salido a las calles cientos de miles de personas en 200 ciudades de Brasil.

En todo el país el sector de transporte protagonizó las principales paralizaciones en adhesión a la huelga general, aún cuando las direcciones sindicales de ese sector se negaron a convocar al paro. Esta rebelión de los transportistas contra las direcciones sindicales de UGT y Forza Sindical, afectó a 16 estados y al Distrito Federal.

En Sao Paulo, los trabajadores del metro se mantienen firmes en la lucha, paralizando las líneas 1, 2 y 3 de la capital. Las estaciones amanecieron cerradas, pero la empresa puso en operación el plan de contingencia, haciendo funcionar parcialmente algunos tramos.

En Belo Horizonte las diecinueve estaciones que conforman el metro de la ciudad están paralizadas. De la misma forma, en Brasilia y Porto Alegre las estaciones de metro están cerradas en adhesión a la huelga.

Por otra parte de norte a sur del país también se encuentran paralizadas las refinerías y terminales de Petrobras.

En la periferia de San Pablo, conocida como ABC se las plantas de Volkswagen y Mercedes están paralizadas, junto con otras pequeñas fábricas de la zona.

En Campinas importantes carreteras se encuentran bloqueadas por la huelga general.

En Curitiba los choferes de ómnibus se sumaron a la huelga a pesar del sindicato que la boicoteó.

La huelga coincide además con la filtración masiva de mensajes entre el exjuez Sergio Moro y los fiscales de la operación Lava Jato, mostrando la coordinación que hubo en el encarcelamiento del expresidente Lula.

Represión

La Policía atacó violentamente la concentración de los estudiantes y trabajadores de la Universidad de San Pablo, y hubo varios detenidos.

En Porto Alegre, en las primeras horas del día, la policía reprimió violentamente a los trabajadores de transporte que realizaron un acto delante del garaje de la empresa Clover. Aproximadamente 60 personas fueron detenidas y varias resultaron heridas por la represión policial contra los manifestantes en los garajes de autobuses y en la línea de metro de Porto Alegre y región.

De la misma forma en Goiânia la policía militar reprimió una manifestación de carreteras.

Protestas

En la Universidad de Sao Paulo, los estudiantes y los trabajadores realizan un acto en unidad delante de la puerta de la universidad.

Río de Janeiro: en este punto de la capital, los estudiantes y los trabajadores se concentran en el área en, cerca de la estación de autobuses y del barrio de Santo Cristo, en una calle cortada a día de hoy por los sindicatos .

Santos: los manifestantes bloquearon la entrada de Santos, en el litoral de São Paulo. Después del bloqueo, una marcha de la protesta siguió en el sentido Centro.

San Andres: la Avenida de los Estados fue escenario de protestas de manifestantes que quemaron neumáticos y bloquearon la avenida.






Temas relacionados

Jair Bolsonaro   /   Reforma previsional en Brasil   /   Reforma previsional    /   Brasil   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO