Política

DESAPARICIÓN, MUERTE Y ENCUBRIMIENTO

Excuñado de Facundo: “El policía Sosa es el mismo que quiso allanar ilegalmente mi casa”

A Marcelo González la Policía Bonaerense quiso hacerle declarar que Facundo fue víctima de un entramado “narco”. En estos días vio fotos de los policías implicados y comprobó que Mario Sosa es uno de los que formaron parte de esa maniobra.

Daniel Satur

@saturnetroc

Jueves 10 de septiembre | 09:48

“Entré a mi Facebook, vi la publicación y pude reconocer a uno de los policías. Es el que me llevó en el móvil esa noche que supuestamente me iba a allanar mi casa, ese tal Sosa”, aseguró Marcelo González este miércoles a FM De la Calle de Bahía Blanca. Se trata del hemano de Daiana González, la exnovia de Facundo Astudillo Castro.

Como relató el mismo Marcelo hace veinte días a La Izquierda Diario, la familia González fue víctima de una grave situación de amenazas, allanamientos ilegales y aprietes para involucrar a algunos de sus miembros en la desaparición de Facundo. La intención de la Policía era desviar la investigación hacia un supuesto “móvil narco” del cual el joven desaparecido el 30 de abril habría sido víctima.

Leé también Marcelo González: “Entre cuatro policías me apretaron para que diga que matamos a Facundo”

Hasta ese entonces, González sólo había podido reconocer al comisario Fernando Grilloni, titular de la subcomisaría de Pedro Luro (hasta que fue intervenida por la jefatura de la Policía el 31 de julio). Grilloni ese día “pidió prestado” el destacamento de Buratovich para apretar, entre cuatro paredes y junto a otros tres uniformados, al hermano de Daiana. “Querían que mienta y dijera que Facundo estaba metido en las drogas y podría haber sido víctima de un crimen narco en Bahía Blanca”, relató.

Luego de que la propia FM De la Calle publicara fotos de cuatro de los policías implicados en el caso (Jana Curuhuinca, Siomara Flores, Mario Sosa y Alberto González), Marcelo pudo distinguir en la cara de Sosa a uno de los policías que lo condujo hasta su casa luego de ese “encuentro” en la comisaría, anunciándole que cuando llegaran le iba a allanar la casa.

Como contó el mismo González a este diario, ese allanamiento (que iba a ser ilegal) no prosperó. “Me llevaron dos agentes hasta mi casa y yo les dije que entren a mi domicilio. Como vieron que había gente, estaba mi señora, mi sobrino, mi yerno, no quisieron entrar porque ahí tenía testigos de que iban a entrar a mi casa”, relató hace veinte días.

Mirá también Vocero de la Bonaerense: "Berni no tomó medidas por Facundo Castro, lo bancamos a muerte"

Pasadas algunas semanas, Marcelo González se topó en Fcebook con la publicación de FM De la Calle e inmediatamente su memoria se activó. “Después de recibir el apriete de cuatro policías en la comisaría, me tuvieron hasta las 23 y Grilloni me dijo que tenían que esperar a un móvil, que supuestamente eran los agentes que tenían que revisar mi casa. Llegaron una mujer policía, que la puedo identificar pero que no vi fotos, y este muchacho que vi en la publicación en Facebook”.

González también identificó a Jana Curuhinca. Ella, según relató a la radio bahiense, “estaba caminando en el pasillo, nerviosa, preocupada y me observaba muchísimo. Estuve 15 minutos sentado, iba y venía todo el tiempo. Me parecía rara la actitud por cómo se comportan los policías”.

Sobre Sosa agregó que todo el tiempo le decía “que tenían que entrar a mi casa, que tenían que ver qué era lo que tenía adentro, si tenía escondido a Facundo. Se quedaron 5 minutos frenados con la patrulla frente de casa, se ve que tuvieron una comunicación por teléfono y se fueron”.

Leé también Cuestionada por la desaparición de Facundo, la Policía bahiense se sumó a la protesta

Tal como relató a La Izquierda Diario, los González desde entonces fueron víctimas de múltiples situaciones de persecución y amedrentamiento. “A la semana empecé a sentir que me seguían. No puedo salir a ningún lado porque la patrulla está todo el tiempo atrás mio. No tengo libertad. Día por medio tengo una patrulla en la puerta de mi casa”, detalló con preocupación y miedo. Muchos de los hechos, tras ser detallados en sus declaraciones testimoniales en la causa por desaparición forzada que se tramita en la Fiscalía Federal de Bahía Blanca, motivaron la apertura de dos causas penales en el fuero provincial contra los policías de Mayor Buratovich y pedro Luro por apremios ilegales (aunque las querellas afirman que deberían incorporarse a la causa federal por tratarse del mismo caso y los mismos protagonistas).

Seguí toda la cobertura del caso Facundo Astudillo Castro

En la conversación con FM De la Calle, González también recordó episodios previos a la desaparición de Facundo Castro. “A principios de abril me agarraron en cuarentena porque Villarino estaba en fase 1. Esta misma persona me llevó a la comisaría, me labraron el acta y me tuvieron dos horas en un calabozo encerrado a mí y a mi sobrino. Yo en su momento no lo hice público, se me pasó por alto”, recordó.

“Te veían en la calle y te metían adentro de la patrulla. Me llevaron, me sacaron todas mis pertenencias, el celular, los documentos. Me sacaron todo como si fuera un delincuente. Me metieron en un calabozo, le pusieron una esposa a la puerta para que no pudiera salir. Me tomaron fotos de frente, de espalda, se reían, se burlaban. Me han tratado muy mal. Por suerte los pude identificar e hice la denuncia correspondiente”, detalló. “Salían a cazar gente, los cargaban en la patrulla, los dejaban dentro de un calabozo”, agregó.






Temas relacionados

Facundo Astudillo Castro   /   Desaparición forzada   /   Policía Bonaerense   /   Axel Kicillof    /   Sergio Berni   /   Libertades Democráticas   /   Bahía Blanca   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO