Géneros y Sexualidades

Este domingo se vota el pre referéndum contra la ley trans

Los sectores más reaccionarios pretenden echar por la borda años de lucha de la comunidad trans y LGBTI por sus derechos. Rechazar este intento y movilizarnos de forma independiente.

Viernes 2 de agosto de 2019

El próximo domingo 4 de agosto se llevará a cabo el pre referéndum que pone en cuestión los derechos de la población trans adquiridos en todos estos años de lucha y, varios de ellos, materializados en la Ley Integral para Personas Trans sancionada en octubre de 2018.

Este pre referéndum, “consulta” a la ciudadanía si cree necesario realizar una consulta popular para derogar la Ley N° 19.684, pero se sabe a nivel internacional que los derechos humanos no se plebiscitan.

La iniciativa es impulsada por el diputado y ex precandidato a presidente por el Partido Nacional Carlos Iafigliola. Pero otros representantes del PN como Verónica Alonso, la llamada “bancada evangelista” y otros también apoyan esta ofensiva contra los derechos de las personas trans.

Las fake news de la derecha oscurantista

El principal argumento que estos grupos retrógrados utilizan para ir en contra de la ley es que la misma habilita el cambio de sexo en personas menores de edad. Con esta y otras falsas informaciones, estos grupos oscurantistas desinforman a la población ya que el texto de la ley dice claramente que podrán hormonizarse las personas menores de edad que cuenten con autorización de los padres o bien de un juez.

Con estas mismas mentiras juntaron unas 70 mil firmas para habilitar la posibilidad de este pre referéndum, cuestión por la que fueron denunciados por la Campaña Nacional por la Ley Integral para Personas Trans. Estas mentiras, y otras muchas mentiras más circulan masivamente en las redes sociales, llegan maliciosamente a asociar a las personas trans con la pedofilia, la zoofilia y la promiscuidad compulsiva.

Una vez más, los grupos anti derechos vuelven a la carga con su discurso de odio y discriminación. Un discurso que puede calar hondo en sectores de la población uruguaya que confían en las distintas iglesias que pregonan esta campaña de desprestigio, y que podría ser muy peligrosa para las poblaciones disidentes más vulnerables.

Por su parte, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDDHH) se pronunció contra los intentos de dejar sin efecto la ley a la población trans que “ha sufrido durante décadas la discriminación, violación y postergación de tales derechos”.

Todo vale para hacer campaña electoral

No solo los sectores de la derecha más reaccionaria utilizaron este debate para hacer campaña electoral, haciendo eje en las “atrocidades” de la ley. Este tema también fue utilizado por sectores del Frente Amplio que, según referentes de la comunidad trans, “se están apropiando” de sus demandas.

Sin embargo, no vemos de sectores del oficialismo el impulso de una gran movilización para difundir y llamar a la población a que no vote este domingo, militancia que recae casi exclusivamente sobre el activismo trans.

En declaraciones a La Izquierda Diario, la referente del Colectivo Campesinas Rebeldes de Cerro Largo, Antonella Fialho, afirmó que “a la ley hay que defenderla porque es nuestro derecho, nuestro derecho a vivir una vida digna, después de tantas atrocidades que tuvimos que pasar. Por nuestras compañeras que ya no están, por las que no pudieron ver nuestros derechos conquistados, por ellas hay que salir a manifestarnos”.

Los derechos humanos no se plebiscitan. Luchemos de forma independiente y en las calles

La población trans es una de las más discriminadas socialmente, porque al cuestionar la heteronormatividad, interpela el binarismo y rompe con el mandato de tener que “encajar” en una definición de género totalmente acotada e impuesta.

Te puede interesar: Campaña “Ley trans ya” y un debate sobre las demandas democráticas en el capitalismo

Las y los marxistas revolucionarios, tal como afirmamos aquí, hemos criticado la ley por insuficiente porque, entre otras cosas, no obliga al ámbito privado a contratar a las personas trans, y solo genera legislación para el empleo público. Además, el subsidio que cobrarán con suerte unas 25 personas que vivieron la dictadura, no llega ni a $ 14.000, o sea, una miseria. Pese a esto, llamamos a defender esta ley con todas nuestras fuerzas, tomándola como punto de partida para librar una lucha independiente de cualquier sector político, una lucha en las calles para acabar verdaderamente con la discriminación y las ideologías de odio, y conquistar nuestra verdadera liberación sexual.






Temas relacionados

Transexuales   /   Transfobia   /   LGTBI   /   Elecciones   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO