El ajuste en contra de los trabajadores y el pueblo

El gobierno anuncia aumento de las tarifas públicas

El Ministro de Economía anunció hace pocos días en conferencia de prensa que las tarifas de los servicios públicos tendrán un importante aumento a partir del 1 de enero del próximo año.

Martes 20 de diciembre de 2016 | 22:26

El agua potable y saneamiento subirá un 8,2%, los combustibles y los servicios telefónicos fijos y móviles lo harán un 8% y la energía eléctrica un 7,5%.
Los lineamientos del gobierno para las tarifas están en sintonía con lo que viene haciendo Frente Amplio con la política económica, es decir descargar el ajuste sobre los trabajadores y exonerar a su vez a los capitalistas para mantenerles sus beneficios.

Con un importante sector de trabajadores cobrando salarios de hambre ( por ejemplo en los supermercados los trabajadores vienen sosteniendo un duro conflicto para tratar de superar los míseros 14000 pesos que cobran actualmente); una propuesta desde la propia administración Vázquez para la ronda de los consejos de salarios de este año que en los hechos implica una pérdida del salario real y aumentos del IRPF para trabajadores y sectores medios anunciados hace algunos meses por el propio Astori, el gobierno profundiza el ajuste para que el costo de la crisis lo paguen los sectores populares.

Demagógicamente los partidos tradicionales han salido a criticar los anuncios de Astori. Sin embargo, no se debe olvidar que aunque ahora protestan, cuando estuvieron en el gobierno hicieron lo mismo, y aún con más profundidad. Los aumentos en las tarifas que castigaban a los trabajadores fueron una variable de ajuste de los gobiernos neoliberales de los 90 contra el bolsillo popular mientras favorecían a los empresarios y los capitalistas, con quienes además tienen profundos lazos históricos.

El ejemplo de UTE

Ante los anuncios del nuevo tarifazo los trabajadores de AUTE (sindicato de UTE) denuncian como esta política económica beneficia a los empresarios privados a costa de una tarifa cara para la amplia mayoría de hogares uruguayos.

El aumento de tarifa está al servicio de subsidiar a los grandes consumidores y asegurar grandes ganancias para los capitalistas que manejan el negocio de la generación de energía a partir de las propias privatizaciones que fomenta el gobierno de Tabaré Vázquez.

UTE es una muestra del esquema que maneja el Frente Amplio para las empresas públicas, brindando oportunidades de negocios a los empresarios nacionales e internacionales, a costa de privatizaciones, tercerizaciones y precarización laboral así como altos costos para la población.

La situación del costo de la luz tiene un capítulo especial en el departamento de Colonia. Hace pocos días, con los votos de blancos y frenteamplistas se dispuso un aumento en la tarifa eléctrica para financiar el alumbrado público lo que implica un castigo aún mayor para el pueblo del departamento.

El PIT-CNT defiende al gobierno

Los dirigentes del PIT-CNT han salido, como si fueran funcionarios de la administración frenteamplista, a minimizar el aumento y declarar que no lo consideran un tarifazo.

Los dirigentes, en su afán por defender al gobierno y evitar que la bronca por el aumento se organice en resistencia, parecen olvidarse de los sacrificios que deben hacer los propios trabajadores para pagar las tarifas públicas básicas, mientras con las tercerizaciones de muchas empresas públicas los empleos se precarizan y los salarios tienden a bajar.

Estos aumentos no son inevitables sino que son una opción del gobierno que mientras asegura beneficios económicos para los empresarios descarga la crisis sobre el pueblo.

Es necesario recuperar los sindicatos para los trabajadores para que la Central Sindical organice un verdadero plan de lucha que pueda frenar los ataques del gobierno.






Temas relacionados

Uruguay   /   Aumentos   /   Tarifas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO