DESAFUERO

El desafuero de Manini y la complicidad de todo un régimen

En medio de una ruidosa polémica llena de idas y vueltas, el régimen consolida la impunidad para Manini Ríos, que tendrá su confirmación en el tratamiento parlamentario que tendrá lugar a finales de mes.

Miércoles 16 de septiembre | 12:21

Foto: Gastón Britos / FocoUy

El parlamento uruguayo tendrá que definir el desafuero Manini Ríos que actualmente se desempeña como senador. El fiscal Morosoli acusa a Manini que en sus funciones de comandante en jefe del Ejército no denunció declarado por el represor José "Nino" Gavazzo ante el “Tribunal de Honor”, donde reconoció en abril de 2018, que en marzo de 1973 buscó hacer desaparecer el cuerpo del militante tupamaro Roberto Gomensoro al arrojarlo al Río Negro.

El artículo 177 del Código Penal establece que el funcionario público que omitiera o retarde formular la denuncia de cualquier delito de que tuviere conocimiento por razón de sus funciones, de los delitos que se cometan en su repartición o cuyos efectos la repartición experimentara particularmente, será castigado con la pena de tres meses a dieciocho meses de prisión.

Posturas y clima pre electoral

A pocos días de las elecciones, el parlamento tendrá que tomar postura respecto a la situación del senador. Entre movilizaciones en las calles a favor del desafuero y las estrategias de cada bloque en vista a las próximas elecciones, los parlamentarios deben fijar una posición.

El partido Nacional decidió sostener a Manini, por ahora

Los blancos propusieron que el tema sea analizado en la Comisión de Constitución y Código el 29 de septiembre, y el pase al plenario al siguiente día. Todo este cronograma tendría lugar después de las elecciones, justamente como estrategia para evitar divisiones, conflictos o represalias en las urnas.

La posición de respaldo que encabeza el Partido Nacional refleja la aceptación y promoción de una nueva fisonomía del espectro derechista del régimen político. Reconoce a Cabildo Abierto como un actor más del sistema político, a la ultraderecha del mismo, respondiendo a los equilibrios y conveniencias para sostener a la coalición multicolor.

Mientras el Ministro de Defensa Javier García hace pose de transparencia en torno a las polémicas que emergen de los crímenes de lesa humanidad de la dictadura, por otro lado en su conjunto avalan la campaña de ataques al poder judicial que viene desarrollando Cabildo Abierto en los últimos meses, y en especial también contra los derechos humanos.

Por otro lado, en el Partido Colorado no hay una decisión unánime: Julio María Sanguinetti se manifestó en contra del desafuero, mientras que el sector Ciudadanos sí dará apoyo al pedido de desafuero realizado.

Los senadores de Cabildo (incluyendo a Manini Ríos) no votarían el desafuero porque consideran que “no están las garantías jurídicas dadas”. Manini indicó que no votará porque considera un "deshonor" dejar a su gente sin conductor, contradiciendo sus anteriores dichos durante la campaña donde se comprometió a votar su propio desafuero y comparecer ante la justicia.

Indicó que "el mayor honor para él es no dejar a su gente tirada en el medio de la lucha sin amparo. El mayor deshonor sería dejarlos sin conductor", como justificación para no perder sus fueros y someterse a juicio.

Los 13 senadores del Frente Amplio están a favor del desafuero. Si bien el Frente Amplio votará a favor como una demostración de lucha contra la impunidad, vale la pena recordar que fue esa fuerza política la que designó primero como General del Ejército y luego como Comandante del Ejército a Manini durante el gobierno de Pepe Mujica, a pesar de sus antecedentes (como por ejemplo ser un miembro reconocido de la Logia Tenientes de Artigas) y su participación durante la dictadura. Además de que posteriormente fueron totalmente permisivos frente a las intervenciones políticas de Manini desde su cargo institucional, haciéndolo permanecer incluso luego de mentirles abiertamente a Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos.

Te puede interesar: Manini Ríos y su negacionismo de los derechos humanos

En cuanto a la votación por el desafuero, Mujica en un principio manifestó no votar a favor del desafuero, con el transcurso de los días modificó su posición, y finalmente votará de forma afirmativa porque es la postura tomada por el Frente Amplio., no sin antes aclarar que: "Pero yo sé cómo es la política, tampoco lo quiero establecer como una víctima frente a una parte de la opinión pública que lo acompañó, porque en este país el hacerte víctima es un negocio bárbaro y yo no estoy mirando del lado de la Justicia, estoy mirando de la conveniencia política", reconociendo implícitamente su desinterés por confrontar con Manini Ríos y sus concepciones en este terreno. Sobre la unanimidad del oficialismo en contra del desafuero, el ex presidente reiteró que considera la situación como "un caso típico donde lo político está por encima de lo jurídico".

Te puede interesar: Todos le hicieron el juego a Manini Ríos

La impunidad como trasfondo

Más que sintomático es que el origen de este affaire sea la impunidad del Terrorismo de Estado y el ocultamiento de la verdad acerca de los crímenes de lesa humanidad. Manini como caudillo representativo de su casta militar, ocultó e intentó sostener la impunidad de la institución de la que él procede: el Ejército.

Te puede interesar: ¿Para qué están las Fuerzas Armadas?

Parece ser que el origen y el destino de Manini y Cabildo Abierto son indisolubles con el derrotero de la casta militar y todos sus privilegios. Buena parte de su política gira en torno a este tópico, como doctrina que Manini intenta consolidar en el campo civil, en sus palabras: “las Fuerzas Armadas como núcleo moral de la nación”. De allí su defensa fanática de la impunidad de dichas fuerzas, negando sistemáticamente la responsabilidad de las mismas ante los crímenes de lesa humanidad que cometieron.

Te puede interesar: Manini Ríos: ¿Derecho para el enemigo?

No por casualidad con la campaña contra el poder judicial aduciendo que “se persiguen inocentes” (en referencia a criminales de lesa humanidad imputados por la justicia) o el relato acerca de “los intereses foráneos usando la bandera de los derechos humanos”, buscan no solamente defender a su líder, sino además consolidar a las Fuerzas Armadas como casta intocable dentro del régimen.

Al contrario de lo que hacen algunos actores del régimen consagrando para Manini y su caterva su propio lugar “legitimado”, sea como aliados o cómplices culposos. Los intereses de las fuerzas populares están con la lucha por la verdad y la justicia, que es también una lucha por el futuro. Hasta imponer mediante la movilización en las calles el fin de todos los privilegios de la casta militar, de la impunidad con el juicio y castigo a todos los represores y cómplices de los crímenes del terrorismo del Estado, y la derrota definitiva de los intereses más reaccionarios y nostálgicos personalizados en la figura de Manini Ríos.






Temas relacionados

Cabildo Abierto   /   Partido Nacional   /   Lacalle Pou   /   Manini Ríos   /   Gavazzo   /   Derechos Humanos   /   Partido Colorado   /   Dictadura uruguaya   /   José Mujica   /   Elecciones en Uruguay

Comentarios

DEJAR COMENTARIO