Docentes y estudiantes de Psicología contra el vaciamiento educativo

Desde el 14 de marzo no hay clases en la Facultad de Psicología. Las y los docentes de ADUR resolvieron parar en reclamo de mayor presupuesto. Luego se plegaron las y los estudiantes y una Inter gremial con no docentes. Una lucha que debe triunfar.

Jueves 4 de abril | 16:32

Desde el pasado 14 de marzo, la Asociación de Docentes de la Facultad de Psicología de la UDELAR (ADUR Psicología) se encuentra en conflicto y asamblea permanente con paro activo. En su plataforma reivindicativa denuncian el ahogo presupuestal que afecta severamente las condiciones de trabajo y formación y el avance de “políticas neoliberales” en la educación. Aquí, analizamos las claves del conflicto y las perspectivas de triunfo.

¿Cuáles son las demandas de ADUR Psicología y cuál es el estado actual de la Facultad?

Desde hace tiempo que se viene arrastrando una situación de ahogo presupuestario, ya que frente al aumento de la matrícula estudiantil, la Facultad de Psicología no ha recibido un aumento en su partida presupuestaria. Esto impide aumentar los llamados a docentes para cubrir las necesidades, por lo que las cursadas se ven superpobladas y la capacidad docente es la misma o, inclusive sensiblemente menor.

El cuerpo docente debe hacerse cargo de la enseñanza de cada vez más estudiantes. Esto recae mayoritariamente en las y los docentes de los Grados 1, que son además quienes presentan mayor inestabilidad laboral. Las exigencias cada vez son mayores y no se percibe un panorama alentador para el futuro.

Además de los reclamos estrictamente económicos, el cuerpo docente ha salido a manifestarse contrario a la implementación de las políticas neoliberales en la educación, como ser la creditización, el recorte en la carrera de grado lo que baja la calidad de los títulos universitarios en pos de un más rápido egreso. La Segunda (anti) Reforma Universitaria impulsada por el Frente Amplio incorporó criterios productivistas y promovió la elitización de la educación superior.

En 2017 la Facultad de Psicología contaba con 12.983 estudiantes activos y las inscripciones han crecido sin cesar. Hoy cuenta con 271 docentes y 92 funcionarios/as no decentes para la masividad estudiantil.

Las aulas se encuentran superpobladas y no es seguro tener un asiento disponible, por lo que algunos estudiantes ven como opción sentarse en el piso si quieren percibir el teórico del día o directamente no pueden entrar porque no hay lugar.

La Facultad ha establecido una política de acceso restrictivo, implementando un sistema de cupos para cursar, un reducido número de franjas horarias en el turno nocturno que impiden la cursada a la mayoría de las y los estudiantes que trabajan, y el semestre que viene pretende instaurar el sistema de previaturas.

Las inscripciones año a año son cada vez más nefastas y una verdadera mofa de parte de la institución, una violencia innecesaria que repercute negativamente en los estudiantes. Todas estas restricciones en nada evidencian una formación pedagógica adecuada, por el contrario, las modalidades de evaluación y las condiciones de formación constituyen verdaderos filtros y nada tienen que ver con la calidad académica.

La Decana y las autoridades de la UdeLaR solo han tenido como respuesta una política más expulsiva, donde un montón de estudiantes terminan desertando y quedan a mitad de camino, desestimulados por la lógica elitista y tecnocrática de la Facultad.

Por supuesto que esto tenía que estallar en algún momento, y estalló ahora.

¡Docentes y estudiantes unidos y adelante!

Ya fueron 4 las asambleas masivas de estudiantes, en donde el orden estudiantil se sumó al paro de forma activa. El pasado lunes 1° de abril docentes y estudiantes confluyeron en una primera medida de lucha puertas afuera de la institución realizando un corte de calle. La actividad transcurrió con ánimo de solidaridad y con la convicción de que por primera vez en años docentes y estudiantes rompían la barrera corporativa que les impedía esta instancia unitaria. Comprendiendo la necesidad de la unidad obrera-estudiantil, se propuso la concreción de un espacio Inter gremial cuya primera reunión ocurrió el pasado 29 de marzo, y que contó con la presencia del gremio de no docentes de AFFUR, y se está en proceso de elaboración una plataforma para unificar reclamos y reivindicaciones.

Es una preocupación tanto de docentes como de estudiantes el cuestionar la visión de la la vida universitaria entendida solo como un espacio de consumo, es decir donde de forma pasiva y extraña el estudiantado concurre a la Facultad, recibe su clase y se retira sin más. Ese es el modelo que nos estuvieron inculcando durante todos estos años.

Te puede interesar:Rodrigo Arim fue electo rector de la UDELAR en una asamblea donde se destacó la oposición en las barras

Por otro lado, también hay que enfrentar a distintas agrupaciones del movimiento estudiantil que se manifestaron en contra de la huelga docente, en una actitud de intolerancia, casi llegando a una postura pro-patronal y carnera. Pero más allá de esto, las y los estudiantes siguieron con la firme convicción de apoyar a sus docentes. La unidad hace la fuerza, y es importante que podamos extender la lucha a toda la comunidad educativa.

¿Puede triunfar Psico en este momento?

Si bien se ha intentado instalar la idea de que hay cierto “destiempo” en el reclamo docente – puesto que el momento donde la lucha tenía mayores posibilidades concretas de triunfar era el año pasado durante la Rendición de Cuentas – de ninguna manera este “destiempo” invalida el reclamo o lo vuelve ilegítimo. Por el contrario, sostenemos que si se despliega una gran lucha que comprometa a las autoridades educativas (que hacen omisión a todo reclamo) podremos arrebatarle al gobierno el presupuesto necesario que nos han prometido en años. Las y los docentes ven día a día más precarizada sus condiciones laborales y sienten el agotamiento físico-mental, los altos niveles de violencia institucionalizada, por lo que, es reconfortante que hayan podido manifestarse contundentemente contra este estado de cosas, y no quieran aceptar más que la decadencia educativa continúe.

Pero para que el conflicto realmente triunfe es necesario soldar la unidad entre quienes están luchando. Por eso no solo una Inter gremial abierta sino también conformar Comisiones de Lucha que ejecuten y operativicen lo que se resuelve democráticamente en las asambleas de los distintos órdenes.

Por otro lado, hace falta hacer más visible el conflicto realizando medidas como cortes de calles céntricas, clases públicas, movilizaciones por las principales arterias de la ciudad (y no solo en Tristán Narvaja) es lo que va a permitir que el conflicto se vuelva más conocido y que ganemos la simpatía y solidaridad de otras facultades, otros gremios de la educación y el conjunto de la población trabajadora que no quiere ver cómo se sigue privatizando la educación y que frente a eso, hay una actitud pasiva.

Es necesario que las organizaciones que representan a estudiantes y trabajadores se hagan cargo de esta situación. Nos referimos a la FEUU y el PIT-CNT. Estas organizaciones deben apoyar activamente el conflicto, deben rodearlo de solidaridad, deben realizar asambleas en todas las dependencias educativas para ver cómo apoyan a Psicología.

Te puede interesar: ¿Qué hace la FEUU por el 6 %?

Y además pensamos que el conflicto se debe extender a otras facultades y centros educativos, porque Psicología no es la única facultad que presenta esta situación de ahogo presupuestal.

¿Por qué Psico ahora? ¿O por qué aún no salieron otras Facultades?

Sinceramente no creemos que Psico sea la única Facultad que esté viviendo esta situación. Es más, recordamos que en Medicina hace unos 2 años hubo manifestaciones espontáneas de estudiantes que no pudieron inscribirse a los prácticos por falta de cupos. O en Nutrición que no pueden terminar la licenciatura por falta de personal docente. O en Humanidades que no cuentan con turno nocturno y las materias se reparten en distintas franjas horarias impidiendo que puedan cursar las personas que trabajan.

Todas las facultades disponen de un presupuesto que no está acorde a las necesidades estudiantiles, y eso favorece la supe explotación de las y los docentes, en especial de los Grados 1. Los beneficiados terminan siendo los más privilegiados, los acomodados con la Gestión y los obsecuentes oficialistas.

Pero no podemos permitir que esta situación continúe. Si estalló ahora, entonces es una oportunidad para extender el conflicto a todas las facultades y generalizar la lucha. Está en nuestras manos.

¡Por una educación al servicio de las y los trabajadores y del pueblo!

¡Por más llamados a docentes, aumento de salario y basta de precarización de la labor docente!

¡Basta de elitización, por más becas, más horarios, más turnos para que todes puedan estudiar!

No queremos una educación para pocos. ¡La educación del pueblo no se vende, se defiende!






Temas relacionados

Psicología   /   Universidades públicas   /   Crisis educativa   /   Uruguay   /   Docentes uruguayos   /   Educación pública en Uruguay   /   Estudiantes   /   Reforma educativa

Comentarios

DEJAR COMENTARIO