Política

LA IZQUIERDA EN LA RADIO

Christian Castillo: “Si no hay una fuerte movilización obrera y popular, van a hacer pagar la crisis a los de abajo”

Entrevistamos al dirigente del PTS y el Frente de Izquierda sobre la situación nacional y las perspectivas para las y los trabajadores en el marco del ajuste votado en el Presupuesto 2021

Lunes 23 de noviembre de 2020 | 11:09

Este viernes pasó por los micrófonos de La Izquierda en la Radio el dirigente del PTS, sociólogo y docente universitario, Christian Castillo. El ajuste impulsado por el Gobierno nacional a través del presupuesto 2021 y la emergencia de sectores de populares que se rebelan contra ser ellos quienes paguen la crisis, fueron los principales temas sobre los que conversamos con el referente del Frente de Izquierda.

- ¿Cuál es tu visión sobre las características que tiene el presupuesto que se votó esta semana?

  •  Lo que sucede es que el gobierno se apresta a arreglar con el FMI y completar la obra que empezó con la negociación con los fondos buitres. Es evidente que la situación va a ser muy difícil para la clase trabajadora y todos los sectores populares. Ya aún, sin haber acordado con el fondo, el gobierno envía un presupuesto que contempla una reducción muy importante en el gasto social. Y ahora está planteando una fórmula de movilidad jubilatoria que implica que el año que viene va a ser muy difícil que no se siga perdiendo frente a la inflación. Y ya este año, hizo un recorte superior a 100 mil millones de pesos, respecto a lo que los jubilados hubiesen cobrado con la continuidad de la fórmula de la movilidad.

    Yo recuerdo a principio de año, cuando se suspende la movilidad, y nosotros desde el Frente de Izquierda decíamos que esto iba a ser en contra de los jubilados, los sectores del oficialismo decían “no, van a ver que los aumentos por decreto de Alberto van a dar más alto..”. Bueno, terminó el año y teníamos absoluta razón, no?. Los de la jubilación mínima llevan perdido un acumulado de 4 mil pesos y hay quienes llegan a perder hasta 30 mil pesos por mes, por la suspensión de la fórmula de movilidad. Entonces, es claro que es un gobierno que para tratar de avanzar en el ajuste fiscal que reclama el FMI, lo hace recortando abajo. Y esta orientación general, pro empresarial y pro ajustadora, la quieren disimular con el aporte a las grandes fortunas que incluso, tiene el problema adicional de no sólo ser muy poco y de que quedan afuera de la tributación los bancos extranjeros, las multinacionales; sino que un 25% de lo destinado a ese aporte va al Fracking.

    Entonces, estuvimos ante el intento de una operación política de camuflar el ajuste, pero no terminaron de votar y el anuncio de los jubilados fue sólo el 5% de aumento, 900 pesos por mes, parece un chiste. En la AUH el aumento es de 177 pesos por mes, cuando uno ve que del otro lado, los precios no paran de subir. Como el famoso dicho de Perón: “Los precios van por el ascensor y los salarios por la escalera”, que se aplica a este gobierno de coalición peronista. Y de ahi que una vecina o a un vecino, que se le ocurre ir al supermercado o al almacén, verdaderamente sufre un robo todos los días. Ayer estaba en un programa de Crónica TV, hablando sobre lo de las jubilaciones, y pasaban un video de un robo, entonces iba a decir: “Paren, porque cada vez que uno paga en el supermercado es un robo total”. Y efectivamente es lo que ocurre, porque hay una suba generalizada de precios que, en el caso del aumento que le dieron a los jubilados, no lo compensa. Pero que es algo que está cayendo sobre el total de los asalariados. En mi caso que soy docente universitario, nos han dado el 7% en la paritaria, parece un mal chiste, si no fuese una tragedia para tantos compañeros y compañeras. Y esto lo han dado en la administración pública nacional, es decir que todo este año se han firmado convenios a la baja respecto de la inflación y ni hablar de las compañeras y compañeros que se quedaron sin trabajo. 3,7 millones de puestos de trabajo se han perdido durante la pandemia, en su mayoría de trabajadores no registrados. Y a este sector no le han dado el IFE 4 y para el año que viene no está proyectado ningún tipo de ayuda social. Y esto lo digo, no porque a nosotros nos guste como fue implementado el IFE, que fue muy poca plata. Apenas 10 mil pesos cada tres meses casi, porque se dieron 3 IFE en 8 meses. Uno cada 3 meses, 3.300 pesos por familia por mes, verdaderamente es poquitísimo. Y tampoco porque para nosotros haya que eternizar los planes sociales, por el contrario el planteo que hacemos desde el PTS en el Frente de Izquierda, es la lucha por trabajo genuino. Pero si no te dan trabajo genuino y tampoco te dan ninguna compensación para sobrevivir, entonces uno dice: de qué va a vivir la gente?.

    Esta es la realidad a donde nos está llevando a política ajustadora del gobierno, que tiene otra pata en la ofrenda que le dio, reprimiendo en Guernica el mismo día que Diputados hacía la primera votación del presupuesto. Reprimiendo incluso a quienes eran parte de la base electoral del gobierno. La mayoría de los ocupantes habían votado al gobierno del Frente de Todos y sin embargo fueron con Berni a quemar las casillas, con topadoras, también como un mensaje a los grandes empresarios, de que ellos estaban dispuestos a enfrentar a su propia base social.

    Y de alguna manera, después de toda esta orientación pro mercado y ajustadora que venía teniendo el gobierno, quieren tratar de hacer lo del aporte solidario como una suerte de compensación ideológica, como dijo una periodista, a una parte de la base del Frente de Todos que no está para nada conforme con esa orientación.

    - ¿Cómo pensas que llega el gobierno a esta situación? ¿Qué influencia tuvieron la herencia macrista y la pandemia en las medidas que el gobierno está tomando?

  •  Es verdad que Macri dejó un país devastado y endeudado, eso es cierto, no puede negarlo nadie. Y fue un ritmo de endeudamiento verdaderamente sideral y en dólares, y con una deuda, además, ilegal y fraudulenta. Eso es lo que hizo Macri, con la complicidad de sectores que hoy están en el oficialismos. Y que avalaron toda la política de Macri y le votaron todas las leyes en el Congreso. Tanto el sector del Frente Renovador de Massa, como el que era el viejo PJ Federal, ahora integrado al Frente de Todos. Ahora, la verdad es que el gobierno en vez de poner esa deuda a investigar, arregló con los fondos buitres y solamente entre lo que ofertó Guzmán inicialmente y lo que les terminó pagando, hay una diferencia de 17mil millones de dólares. Es decir 5 veces y pico más, de lo que esperan recaudar con este aporte solidario. Eso es muy gráfico.

    Entonces, no es que Alberto Fernández tomó la deuda de Macri, pero si la legitimó. Y se apresta a hacer lo mismo con el FMI. Fíjense ustedes que contradicción, que los senadores del Frente de Todos sacan una carta, donde dice que el FMI violó su estatuto, que la deuda tomada con el fondo fue para financiar la campaña de Macri y la fuga de capitales y después van a pagarla.

    Esa contradicción es flagrante, esa es responsabilidad del gobierno. Y en la pandemia lo mismo. El Frente de Izquierda había presentado un impuesto extraordinario a las grandes fortunas en abril, un proyecto donde se planteaba una recaudación, mucho mayor al impuesto actual, entre 15 y 20 mil millones, contra 3 mil millones. Pero que su principal destino era un salario de emergencia para los que se quedaron sin laburo, de 30 mil pesos. Bueno, no lo quisieron hacer y eso hoy lo estamos pagando en un aumento de la pobreza y en una parte importante de la población que se le hace cada vez más difícil sobrevivir. Entonces, el gobierno no hizo la pandemia, pero tiene responsabilidad en las medidas tomadas para que los costos de la pandemia terminen cayendo sobre los sectores más vulnerables. Y de ahí que la propia CEPAL ha señalado que Argentina, junto con Ecuador y Perú es uno de los tres países de la región, donde más ha aumentado la desigualdad.

    - ¿En qué aspectos crees que hay unidad de las clases dominantes y en qué aspectos no?

  •  Todos han tenido acuerdo en acordar con los acreedores, y ahora encaminarse a un acuerdo con el Fondo Monetario, en eso hay consenso burgués generalizado. Ahora, Juntos por el Cambio, lo que hace es presionar para empujar todavía al gobierno más a la derecha. Bueno, no han tenido acuerdo con el aporte solidario, ni siquiera eso quieren. Aunque la mayoría, en un mes de inflación lo recuperan. Al menos los que tienen los activos dolarizados, que se calcula que el 43% de los activos de quienes van a pagar, están en dólares, por la depreciación del valor del peso, en uno o dos meses recuperan lo que pusieron. Juntos por el Cambio no quería ni eso, porque no tiene una base social que tiene contradicciones. La política ajustadora de un gobierno que llegó diciendo que había que terminar con el ajuste de Macri, le genera contradicciones con parte de su base social. Y eso ya se empieza a ver, porque un sector de los trabajadores se bancó que le recortaran salarios, suspensiones bajo la pandemia, pero ahora ya no está dispuesto a bancarselo. Y así es que estamos en presencia de mayor cantidad de luchas, de reclamos, de movilizaciones, al calor de que se va debilitando esta primera ola de la pandemia. Y esto es lo que va a crecer, porque efectivamente hubo un golpe muy fuerte al salario y no le va a ser tan fácil a la burocracia sindical imponer estos salarios a la baja al conjunto de la clase trabajadora.

    - ¿Cuáles crees que son las perspectivas para las y los trabajadores?

  •  Mirá, lo que pasa es que el ajuste hasta ahora se hizo con alguna medida de compensación. Ahora, esas medidas de compensación se acaban y cuando se acaben, qué va a pasar?. Lo más probable es que las trabajadoras y trabajadores se movilicen en defensa de sus propios reclamos y creo que eso es para lo que nos tenemos que preparar y lo que ya estamos, en parte, empezando a ver.

    Incluso donde las burocracias firman, surgen oposiciones que protestan y en otros lugares, a la burocracia se le imponen planes de lucha. El otro día, por ejemplo, un sector muy burocrático, como es la Federación Nacional de los Sindicatos Municipales de todo el país, tuvo que hacer una caravana y movilizarse. Hubo paro telefónico, hoy protestas de la salud. Hubo protestas de los médicos acá en la Ciudad de Buenos Aires, incluido el sector de médicos que se dicen apolíticos y que no están sindicalizados, pero Quiroz y Larreta les ofreció un 15% de aumento en 3 cuotas y matarles el salario. En el sector de salud que ha sido tan hipócritamente festejado y tan realmente atacado en todo el país. Bueno ese sector también ha salido a movilizarse, frente a despidos, frente a cierres, frente a intentos de meter flexibilización laboral y creo que eso va a ser una tendencia In crescendo, porque verdaderamente nos van a dejar un tendal de desocupados y pobres. Si no hay una fuerte movilización obrera y popular, van a hacer pagar la crisis a los de abajo.

    Estamos en una situación que es internacionalmente muy complicada, pero donde ya en América Latina estamos viendo como se retoma el hilo de las rebeliones del año pasado. Tanto en votaciones políticas como fue la del plebiscito chileno, en cierto sentido la elección en Bolivia, las movilizaciones en Perú, la vuelta de jornadas de protestas en Colombia y Ecuador. Yo creo que América Latina también está retomando eso y diciendo: No vamos a dejar que esto paso sin ganar las calles. Y la apuesta nuestra es que una parte de la clase trabajadora, una gran mayoría que confió en que con el gobierno de Alberto iba a ser distinto, está haciendo la experiencia de que esta coalición peronista, también es ajustadora. Y nuestra apuesta es que vean la necesidad de construir otra cosa. Nuestro planteo es una salida verdaderamente de fondo, porque este sistema no ofrece nada. Ofrece, simplemente, continuar con la situación de una vida cada vez más precaria para sectores crecientes de la población. Fijate como salió a la luz, nuevamente, el tema de la vivienda, con las ocupaciones y lo único que tiene para responder el Estado, son políticas represivas y criminalización a quienes sólo están exigiendo el derecho a tener un vivienda digna, un derecho constitucionalmente establecido. Pero que para los gobiernos capitalistas, es verdaderamente papel mojado. Cuando se podría concentrar el ahorro nacional en un sistema bancario público y de esa manera ligar ese ahorro a crédito barato o para el financiamiento de un plan generalizado de viviendas populares, que permita salir de estas condiciones de vida infrahumana a la cual se condena a una parte muy importante de la población. Incluso con simbolismos, como que desalojan para construir countries con club de golf, por parte de empresas vinculadas a la dictadura militar. Y el gobierno, supuestamente progresista de Kicillof, manda a Berni a reprimir, en un helicóptero con periodistas, para hacerlo de esa manera tan obscena, con fiscales sacándose selfies sobre las casillas quemadas de quienes son desalojados.

    Toda esta situación muestra que el capitalismo no tiene nada para ofrecer. E insisto, hay 3,7 millones nuevos de desocupados, y quieren naturalizar que una parte de la población tiene que vivir simplemente de un plan. Esto ya viene de hace muchos años, porque ni aún en los tiempos en que más creció la economía, bajo los gobiernos Kirchneristas, una parte de la población pudo superar la condición de la informalidad y de la vida precaria. Un número que ronda el treinta y pico porciento de la población. Entonces se nota que ellos no tienen nada para ofrecer. Porque, no solo te pegan en las crisis, sino que en los momentos de auge, a lo sumo mejoras un poco el consumo, pero tus condiciones estructurales, no las superas. Porque para eso hay que atacar los puntos que han llevado a la decadencia nacional y que es una deuda absolutamente impagable y fraudulenta, una fuga de capitales sistémica, porque tuvimos fuga bajo Cristina, y tuvimos una fuga superior bajo Macri. Donde quedó demostrada la falsedad del discurso liberal, que era que con Cristina se fugaban capitales porque había un poco de regulación, Macri desreguló y se duplicó la fuga. Entonces, es una realidad empírica que desmiente el argumento de los liberales, que ahora lo vuelven a escribir. La concentración de propiedad de la tierra no solo rural o para la producción agropecuaria, sino también de la tierra urbana, que son algunos de los puntos estructurales que nos explican la decadencia nacional. El sector hidrocarburífero en manos internacionales, la apuesta al extractivismo, que es otro punto que este gobierno defiende. No nos olvidemos, ustedes vieron en las movilizaciones de fin del año pasado y comienzo de éste, como se habían unido PJ y Juntos por el Cambio, y el gobernador radical, en común, para meter el extractivismo en Mendoza. Bueno, esto hoy está pasando por ejemplo en Chubut, donde veía el video de una propaganda de Arcioni, el gobernador chubutense que dice que él va a apostar a la minería porque 500 ruidosos no se lo van a impedir, y sin embargo él hacía campaña en contra de la megaminería, con Das Neves. Hay una publicidad de cuando era la campaña electoral y él explícitamente decía “vamos a defender el agua y la tierra contra la megaminería” y ahora que está en el gobierno hace exactamente todo lo contrario. Bueno, esto también es parte de lo que es este gobierno y lo vimos con los incendios y todo esto, que de hecho los gobernadores del peronismo, también avalan y sostienen.






    Temas relacionados

    Presupuesto 2021   /   Ajuste   /   Christian Castillo   /   Política

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO