Internacional

ESTADOS UNIDOS

Brutal asesinato de un afroamericano por policías en Filadelfia desata nuevas protestas

Dos policías blancos asesinaron este lunes de diez balazos a un afroamericano de 27 años en la ciudad estadounidense de Filadelfia. La noticia desencadenó nuevas protestas contra la brutalidad policial racista durante la noche del lunes.

Martes 27 de octubre | 12:05

El tiroteo ocurrió a las 16 de este lunes. En el videos que recorren las redes sociales se puede ver a un grupo de policías blancos, mientras que dos de ellos se acercan al afroamericano de 27 años, Walter Wallace. Sin que medie más que algunos gritos en los que pedían que suelte el cuchillo que supuestamente Wallace tenía en su poder, los policías lo fusilaron con 10 tiros en el medio de la calle.

El abogado Ben Crump publicó en las redes sociales el video junto con un mensaje sobre lo sucedido: "Los policías de Filadelfia le dispararon fatalmente a Walter Wallace Jr. hoy, disparando más de 10 veces contra él mientras se encontraba al menos a 3 metros de distancia. Supuestamente tenía un cuchillo, pero la policía NO hizo ningún intento de reducir la situación: ¡Fueron directamente a matar a Wallace frente a sus seres queridos!"

Wallace recibió tiros en el hombro y el pecho. La Policía lo llevó en un patrullero a un hospital, donde murió poco más tarde. Mientras que en el video no se puede ver con claridad si efectivamente Wallace llevaba o no un cuchillo, en un informe del sitio Inquirer, el padre de Wallace dijo que su hijo padecía una enfermedad mental.

Tras el brutal asesinato cientos de personas tomaron las calles en la noche del lunes para protestar contra la violencia policial racista. Patrulleros y contenedores de basura fueron prendidos fuego.

Los manifestantes se habían reunido en Malcolm X Park en las calles 51 y Pine, coreando "Black Lives Matter". Luego marcharon hacia la comisaría de Policía mientras coreaban "Di su nombre: Walter Wallace".

Detenidos durante las protestas de la noche del lunes

Durante horas, los manifestantes enfrentaron a los policías que defendían la comisaría con escudos antidisturbios detrás de barricadas de metal. Un grupo también marchó hacia University City.

Mientras los manifestantes seguían llegando, lo hicieron también los policías con equipo antidisturbios, que inundaron el vecindario y amedrentando a los presentes y deteniendo a una veintena de ellos.

Asesinatos racistas, impunidad policial

El asesinato de Wallace llega a una semana de las elecciones presidenciales en Estados Unidos y en el marco de las crecientes protestas contra el racismo institucional que este año tomaron las calles de todo el país, e impactaron en el resto del mundo, tras el brutal asesinato del afroamericano George Floyd.

Las protestas por el asesinato de Floyd marcaron el movimiento más grande en la historia de Estados Unidos. Sin embargo, el Policía que lo asesinó quedó en libertad luego de pagar una fianza de 1 millón de dólares, recaudados por los sindicatos policiales. La misma impunidad tuvieron los policías que asesinaron a la paramédica afroamericana Breonna Taylor. La mataron durante un allanamiento ilegal a su casa y mientras dormía. Ninguno de los responsables fue acusado de homicidio.

Te puede interesar: Absolvieron a policías que asesinaron a Breonna Taylor: repudio y protestas en EE. UU.

La impunidad de los asesinos de Floyd y Taylor se enmarcan no solo en la connivencia entre la policía y el poder judicial, que está amparada en las bases profundamente racistas en las que está fundado el propio capitalismo estadounidense, sino también en el peso que han logrado los sindicatos de policías. Estos son encargados de defender a los policías acusados, de recaudar dinero para las fianzas y de garantizar que 99% de los casos de asesinatos policiales queden impunes.

La liberación del asesino de Floyd es otra gran injusticia, una bofetada más a la comunidad negra y a todos los que se movilizaron como parte del movimiento Black Lives Matter.

Donald Trump ha demostrado que está dispuesto a defender a la policía y a las bandas paramilitares y de supremacistas blancos, y reprimir a los manifestantes bajo su eslogan electoral de la "Ley y el Orden". Por su parte el candidato demócrata Joe Biden reconoció desde el primer debate presidencial que está a favor de aumentar el presupuesto de las policías. Demócratas y republicanos se encargaron a lo largo de la historia estadounidense de mantener el racismo institucional en el país.

Te puede interesar: [Claves] Sindicatos de policías: ¿represores del mundo uníos?






Temas relacionados

Racismo institucional   /   Filadelfia   /   #BlackLivesMatter   /   Black Lives Matter   /   Racismo   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO