Política

TUCUMÁN | ELECCIONES 2019

Alfaro dice que está en contra de los tarifazos mientras su esposa los vota en el Congreso

La diputada Beatriz Ávila fue parte de los parlamentarios que en 2018 votaron contra la ley que limitaba los tarifazos.

Martes 16 de abril | 13:20

Con las encuestas en la mano, el intendente capitalino Germán Alfaro busca despegarse de la figura de Mauricio Macri, que genera un amplio rechazo en Tucumán (según diferentes encuestas, la imagen negativa va del 50 al 70%). Luego de la combinación explosiva entre la suba de las tarifas de luz y la condiciones de pobreza estructurales, las tasas municipales, que componen la boleta de EDET, fueron parte del debate por los tarifazos. Alfaro anunció que esos impuestos municipales no se cobrarían a unos 40.000 usuarios (sobre un total de los 160.000 que existen en la capital), lo que significaría una reducción del 15% en la tarifa final.

En términos impositivos, la rebaja es modesta, a tal punto que un concejal oficialista reconoció que ya en este mes se habían cumplido las metas de recaudación en este rubro. Como señala esta nota: “Si tenemos en cuenta que cada concejal percibe en promedio unos 20 millones de pesos anuales entre dieta y sueldos para sus empleados, estamos hablando de que el costo de la rebaja de las tasas municipales para 45 mil usuarios equivale a lo que perciben apenas 5 concejales de este municipio”.

Alfaro señaló algunas críticas al rumbo de la economía del macrismo pero no menciona el aporte que desde su espacio se hace a implementar el ajuste del FMI. Su esposa, la diputada nacional Beatriz Ávila fue parte de los 94 votos en contra de una ley que limita los tarifazos. La ley, que finalmente fue sancionada en el Senado a fines de mayo del año pasado, retrotraía las tarifas de los servicios públicos a noviembre de 2017. Finalmente, la ley fue vetada por Macri.

En su intervención, Ávila fue parte del coro macrista que repitió los argumentos de siempre para justificar los tarifazos. “¿Dónde dejamos el interés de la gente?”, declamaba la diputada mientras avalaba los tarifazos.

En aquella votación, los diputados tucumanos del peronismo despotricaron contra el gobierno nacional pero semanas después su jefeJuan Manzur justificó el veto presidencial. Como en cada ocasión entre años electorales, el gobernador afirmó que estaría siempre dispuesto a aportar a la gobernabilidad. Por eso, tiempo después, firmó el Pacto Fiscal que transfería la tarifa social a la órbita de las provincias. Mientras los tarifazos golpean, en Tucumán no hay tarifa social.

Con la campaña electoral en curso, Alfaro quiere borrar con el codo lo que su esposa votó con la mano. “Buscar ganancias políticas especulando con el descontento es una actitud miserable”, decía Beatriz Ávila en el debate en el Congreso. A confesión de parte.






Temas relacionados

Germán Alfaro   /   Tarifazo   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO